POR José Inés Figueroa Vitela

 

 

En la antesala del inicio del proceso electoral que desembocará en las urnas del primer domingo de junio del año entrante, ya hay a quienes les empieza a entrar la preocupación, la desesperación, el ansia de figurar.

Algunos analistas, viendo la fama y posicionamiento que el partido MORENA, cn su líder y fundador ha alcanzado, sostenido y acrecentado en algunas regiones del país, como para perfilarse como el gran ganador de la inminente contienda, van sacando conclusiones, haciendo definiciones y proyectando rutas.

En el tiempo de la pandemia, con el distanciamiento social y las relaciones virtuales campeando, dice alguna de esas tesis, serán los “rockstars” quienes podrán llegar al conglomerado y eventualmente hacer trascender sus proyectos políticos.

Pero, a ver, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR no toca la batería o la guitarra eléctrica, no trae melena ni indumentaria extrafalaria, no brinca, no grita, ni se tira al suelo cuando está en el escenario.

Bueno, me dirán en razón, eso de las “estrellas de rock”, no es una expresión literal, sino que se refiera a la capacidad para generar empatía y animar a los potenciales electores a reconocer en el proyecto propio, una alternativa viable por la que valga la pena votar.

Así también yo lo creo.

Ojalá y además lo hagan quienes ya andan tomando clases de guitarra, baile y canto o, convencidos que no van a aprender, buscando la forma de aparentar que saben hacerlo, con los playback y juegos de cámara, en videoclips que ya empiezan a asaltar las redes sociales, donde los personajes de la política con evidentes aspiraciones respecto del 2 mil 21, aparecen en primer plano, payaseando con eso.

Con que los servidores públicos y representantes populares hicieran su trabajo a cabalidad, cumpliendo con honestidad las tareas que les fueron confiadas, sería suficiente para ascender a maores estadios de participación política y los ciudadanos saldrían ganando.

En el Congreso Local, al tenor de la reunión de la diputación permanente, el punto de iniciativas otra vez lo abrió el diputado Presidente, GERARDO PEÑA FLORES, con una propuesta parecida a otras que él y compañeros suyos antes han presentado.

El exhorto para que en las escuelas no se condicione la entrega de documentos oficiales al pago de una contraprestación, es igual al que propuso, no se condicionara el cobro de cuotas escolares para la inscripción de los alumnos en las escuelas.

En principio, no debería hacerse exhortos del Congreso, porque eso ya está mandatado en la Ley General de Educación del país y en la particular de Educación del Estado y entonces, se tendría que andar haciendo excitativas legislativas por cada ley que es violentada, en lugar de hacer valer su aplicación.

El tercero Constitucional, el 7 de la Ley General de Educación y el sexto de la del Estado, no dejan espacio a dudas o interpretaciones.

Al final del día lo que hace falta es una reforma estructural en esa materia, porque en general, las sociedades de padres de familia tan no operan, que cobran sus cuotas previo a la inscripción de los alumnos, cuando no se han reunido, ni pueden hacerlo por lógica.

Eso por un lado, y por el otro, al margen de los manoseos que puedan hacer algún alumno, padre, maestro o directivo de aquellos fondos, el gobierno debe hacerse cargo del buen estado de las escuelas y su óptimo funcionamiento, para que no tengan los padres que aportar cuotas para esas necesidades.

Del ayuntamiento de Nuevo Laredo, aparte se recibieron sendas iniciativas, solicitando autorización para donar inmuebles al Supremo Tribunal de Justicia del Estado, destinado al Centro de Convivencia Familiar; al Gobierno del Estado de Tamaulipas, para la construcción del “Centro de Convenciones NLD” y otros dos para la construcción de la “Estación TAM-PARADERO”.

La reunión de trabajo de los diputados que conforman la permanente en el receso en que se encuentra la legislatura local, se puso calientita cuando los morenistas, se pusieron a presumir los logros del gobierno federal, emanado de sus filas, y los panistas les llevaron la contra.

Las pieles ya estaban sensibles, cuando la maoría de las propuestas originadas en la bancada de MORENA y que ayer fueron desahogadas en dictamen, fueron rechazadas, “porque ya estaban consideradas en otros ordenamientos jurídicos”.

Y sí, muchas de las iniciativas de “los morenos” no tiene razón de ser, pero visto está, tampoco la mayoría de las de los demás partidos representados en el Congreso.

La diferencia está en a cuales sí se da trámite, a cuales se manda a la congeladora o de plano se les desecha, por los argumentos que entre los propios serían arrolladores.

Luego que EDNA RIVERA LOPEZ, la coordinadora morenista ponderó el reciente informe presidencial, el panista FRANCISCO JAVIER GARZA DE COSS, cuestionó los alcances de la gestión y mas bien puso al gobierno federal cuesta abajo, de manera precipitada.

Doña EDNA quiso revirar, por alusión, pero el diputado presidente declaró suficientemente discutido el tema y dio por concluidos los trabajos.

Entre las inciiativas y los dictámenes hubo otros incidencias dignas de comentar, pero las dejaremos para próxima colaboración.

Hoy solo repasaremos en el regreso del diputado priísta, TINO SAENZ COBOS, quien estuvo convaleciente por coronavirus las últimas semanas, asustado en extremo porque, cumplida la cuarentena, cuando ya se le  había dado de alta, otra prueba le resultó positiva al virus.

Luego le explicaron que ello no es extraordinario, pero su alta era vigente y por eso, mediando pruebas extras, pudo regresar gustoso al Congreso e igual, eufóricos, sus compañeros de los otros partidos le expresaron públicamente el regocijo por tenerlo de regreso.

Luego que en las vísperas se consumo la instalación del General PANCARDO como Comandante de la IV Región Militar, con asiento en la zona metropolitana de Monterrey, ayer el General PABLO ALBERTO LECHUGA HORTA llegó a cubrir la comandancia que dejó, de la VIII zona militar, con cabecera en Reynosa.

En ambas ceremonias estuvo presente, felicitando los nombramientos, reconociendo y refrendando disposiciones a la colaboración y apoyo en las tareas mutuas a favor de la paz social, el Gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA.

El nuevo Comandante de la milicia en Tamaulipas proviene de Tijuana, Baja California, donde a inicios del año pasado asumió la comandancia de la II Zona Militar, en el marco de una larga carrera que le incluye reconocimientos extendidas por la Santa Sede.

Entre ellos la Condecoración de La Orden de San Silvestre Papa, en grado de Caballero de la Gran Cruz recibida en el año 2013, según la bitácora del Congreso, que aprobó la solicitud de recepción, llevada por el entonces, Subsecretario de Enlace Legislativo de la SEGOB, el reynosense –para variar- FELIPE SOLIS ACERO.

Los sucedido en torno del arribo del nuevo jefe militar estatal, en Reynosa, puede tener muchas lecturas, pero no son temas sobre los que se deba elucubrar.

Por los dichos hablarán Los Hechos.