Kansas City.- Los fabricantes de autos como General Motors, Ford o Toyota en Estados Unidos han sido afectados por la tormenta invernal, que se presentó en el norte y oeste de aquel país teniendo que parar plantes.

El pasado martes GM se vio forzado a cerrar cuatro plantas incluyendo la que tiene en Indiana que fabrica la Chevrolet Silverado, uno de los vehículos más rentables.

Por su parte, Ford paró también cuatro plantas en los Estados de Kansas City, California y Ohio en Estados Unidos, mientras que en México cerró Sonora.

Toyota cerró la planta de San Antonio, Texas donde fabrica la Tacoma, otra empresa afectada por la tormenta invernal fue Nissan tomando las mismas medidas.

Deja un comentario