POR: ALEJANDRO GOVEA TORRES

 

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica (UIFE), Raúl Ramírez Castañeda, está como el aquel pastorcito que gritaba cada vez que estaba aburrido de cuidar el rebaño de ovejas: “ahí viene el lobo”, para llamar la atención del pueblo, pero luego de alarmar tantas veces a la población, que nadie le creyó si en alguna ocasión había llegado el feroz animal.

Ramírez Castañeda anunció en conferencia de prensa celebrada ayer en el Salón Independencia del Palacio Estatal que lleva más de 24 meses de investigación en torno a las empresas que expidieron facturas falsas, ahora conocidas como “factureras”, que causaron un quebranto patrimonial de más de 2 mil millones de pesos entre el 2012 y el 2016,

Incluso dio a conocer que una de las 52 empresas fantasmas que han sido investigadas por presunto lavado de dinero es: “Tributos del Norte, S.A. de C.V., con domicilio en Ciudad Victoria, cuya compañía expidió fracturas por más de 232 millones de pesos entre el 2014 y el 2016.

De igual forma, el titular de la UIF señaló que dichas empresas fueron constituidas en una notaria pública de Ciudad Victoria, sin señalar el número del ente público ni mucho menos el nombre del fedatario, aunque las sospechas apuntan hacia el despacho del notario Antonio Mercado Polanco.

Posteriormente, reveló que había solicitado a La Interpol que lanzará una “ficha roja” para localizar al exalcalde de Nuevo Laredo, Carlos Cantúrosas Villarreal, quien supuestamente desvío más de 47 millones de pesos luego de revisar las cuentas públicas durante su gestión.

Nada extraordinario dio a conocer Ramírez Castañeda en la conferencia de prensa de ayer en Palacio Estatal, debido a que reitero lo que ya se sabía, es decir, las investigaciones en torno a los presuntos fraudes por la presentación de facturas falsas durante la administración de Egidio Torre Cantú.

Lo novedoso sería que anunciara que los resultados de sus investigaciones sirvieron para que la Fiscalía General del Estado (FGE), que encabeza Irving Barrios Mújica, realice la detención de los presuntos implicados en el lavado de dinero y asociación delictuosa denunciados en contra de Jorge Abrego Adame, Cristóbal Rosales Gómez y Jorge Contreras Chío, Secretario de Finanzas, Subsecretario de Egresos y director general de Pagos, respectivamente.

La sociedad tamaulipeca demanda que se actúe en contra de los funcionarios de la pasada administración estatal que defraudaron su confianza, en lugar de escuchar “más de lo mismo”.

Quieren hechos y no palabras, puesto que de nada sirve la conferencia de prensa de Ramírez Castañeda si no se procede penalmente en contra de los supuestos culpables del quebranto financiero por más de 2 mil millones de pesos.

Por otra parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador no lo quedó de otra que practicarse ayer la prueba para determinar si es portador o no del coronavirus, puesto que el examen médico está entre los protocolos de la Casa Blanca para su encuentro de mañana con Donald Trump.

Se había negado en forma determinante a realizarse esta prueba, incluso cuando se le cuestionó al Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, el funcionario expresó que no era necesario porque el político tabasqueño era “indestructible”.

Ahora en cambio, se mostró humilde para estar mañana con el magnate neoyorquino, aunque aclaró que representará a México con dignidad y decoro, además destacó que en la actualidad hay una relación bilateral respetuosa y de colaboración para lograr que funcione el Tratado de Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La reunión de ambos mandatarios ha generado una gran expectativa por la manera en que se comportará el presidente López Obrador, puesto que se ha cuidado tanto en no contradecir a Trump, ni siquiera con la posibilidad de reunirse con grupos hispanos que solicitaron reunirse con él para que le exija más respeto cuando este en la Casa Blanca.

También porque el primer ministro de Canadá, Justine Trudeau, no estará presente en la reunión como una señal de que no estar de acuerdo con la actitud del presidente de los Estados Unidos, pero sí apoya la consecución del T-MEC a pesar de las imposiciones comerciales que ha impuesto Trump.

La ausencia de Trudeau propició que surgieran algunos rumores acerca de que no se iba a realizar la reunión de López Obrador y Trump, pero el gobierno de México despejó ayer mismo esta duda y confirmó que sí estarán en la Casa Blanca.

Por último, el consejero presidente el Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdoba Vianello, dijo ayer que no permitirá la intromisión de funcionarios en las elecciones intermedias del 2021, incluso aseveró que vigilará desde la presidencia de la república hasta las alcaldías para que se respeta el voto que se emitirá para la renovación de la Cámara de Diputados, las gubernaturas en 15 estados, congresos locales y presidencias municipales.

Correo electrónico: [email protected]