Berlín.- El distrito de Gütersloh, situado al oeste de Alemania, fue puesto en cuarentena por primera vez ante el brote de coronavirus que se desató en un rastro local.

El gobernador del estado de Renania del Norte Westfalia decretó este martes el confinamiento, luego de que la cantidad de infectados en el matadero de Tönnies ascendiera a 1,500 personas.

Las medidas restrictivas en esta comunidad durarán hasta el próximo 30 de junio.

Por otro lado, Alemania se mantiene en alerta luego del alza en el número de contagios en los últimos días, principales en barrios de Berlín, la capital, o Gotinga, situado al centro del país.