Por Ramón Mendoza S.

 

La falta de oportunidades laborales, el estancamiento económico que priva en la frontera y sobre todo la inseguridad, ha obligado al género femenino a agruparse y crear sus propias áreas de producción, como es el caso del Programa Mujeres Emprendedoras de Rio Bravo.

Miguel Ángel Almaraz, ex perredista y actual dirigente social en esa frontera, informó que con base a las necesidades que el género femenil requiere en esa localidad estatal, se ha logrado impulsar este grupo para que juntos desarrollar una empresa.

“Todas estas circunstancias que no son privativas de Tamaulipas, sino de todo el país, han permitido que las mujeres proactivas y con iniciativa se integren en el grupo de emprendedoras de Río Bravo. Aquí se abren sus propias oportunidades de desarrollo, donde exponen sus creaciones artesanales y otros productos para fortalecer su propia economía”, afirmó.

El impulsor de este proyecto que aglutina a profesionistas, artesanas, comerciantes y emprendedoras, dijo que ésta es una alternativa sana y próspera para salir adelante.

Por ello lanzó este proyecto que es un escaparate para el talento de quienes integran la agrupación que se conforma de madres de familia, en su mayoría, micro empresarias, empresarias formales y prestadoras de servicios”, dijo en entrevista, donde también comentó que sería positivo que este proyecto se extendiera a cada municipio de Tamaulipas.

El entrevistado indicó que la organización de mujeres emprendedoras tiene la finalidad de “impulsar la economía de cada ciudad y de las propias mujeres emprendedoras, que en este caso comenzó en Río Bravo, en lo que será un esfuerzo bimestral con micro eventos intermedios entre una y otra, más focalizados a ramas específicas”.

Deja un comentario