Por Ramón Mendoza S.

 

Ciudad Victoria, Tam.- Ante el actual panorama de crisis por la pandemia del Covid-19, autoridades locales señalan que la industria alimentaria está comprometida en garantizar la seguridad alimentaria y evitar el desperdicio de alimentos en Tamaulipas.

A medida que los países avanzan en la adopción de medidas destinadas a detener la expansión de la pandemia del Covid-19, se deben reducir al mínimo las repercusiones en el suministro de alimentos o las consecuencias imprevistas en el comercio mundial y la seguridad alimentaria.

“Ante esta expectativa el campo tamaulipeco no se detiene, se sigue trabajando para que no haya desabasto de alimento”, aseveró el secretario de Desarrollo Rural en Tamaulipas, Ariel Longoria García.

“El campo no se puede parar, se sigue trabajando, los cultivos que están en proceso lógicamente requieren la atención debida, siempre cuidando las disposiciones por parte de la Secretaría de Salud. En el norte se trabaja con la trilla del sorgo, la gente cosechando; después sigue el maíz; en el sur estamos en el PV, viene la siembra del ciclo primavera- verano y esperamos que con las lluvias tengamos humedad suficiente”.

Longoria García añadió que después de varios meses sin agua las lluvias registradas en el mes de mayo fueron benéficas para los agricultores, además de aumentar los afluentes que existen en la entidad.

“El mes de mayo se comportó de una manera totalmente diferente a los demás y logramos captar bastante agua en todo el área de Tamaulipas”, dijo.

El secretario de Desarrollo Rural en Tamaulipas recalcó que el confinamiento no tuvo repercusiones negativas en la producción del campo tamaulipeco: ”Sigue habiendo buen consumo, esperemos que no tengamos desabasto, la gente sigue trabajando para poder tener los alimentos necesarios para el consumo humano”.