El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que es prioridad para su gobierno la consolidación del sector energético y con ello detener la privatización.

Subrayó que no es su deseo echar abajo la reforma energética que impulsó Peña Nieto, por lo que señaló que con inversión se podrá volver a colocar en la productividad a la Comisión Federal de Electricidad.

“Vamos a impulsar a la comisión con inversión, con el apoyo de ustedes, no vamos a reformar la constitución para darle marcha atrás a la reforma energética. Vamos por piso parejo porque no se le estaba dando atención adecuada a la CFE.

“Reformar generaría mucha polémica, confrontación y no hace falta, es cosa de tener voluntad para que se detenga la privatización de la industria eléctrica”, señaló López Obrador.

En ese sentido, el titular del Ejecutivo se refirió a los contratos por gasoductos que fueron renegociados debido a que, señaló, eran desproporcionados y solo buscaban quebrar a la empresa productiva del estado.

En este punto, el mandatorio destacó la intervención de Manuel Bartlett a quien, dijo, se le ataca por defender los intereses nacionales: “yo lo apoyo porque en este asunto y en otros a tenido una postura de defensa del pueblo y la nación”, comentó.

Ayer, tras señalamientos sobre enriquecimiento ilícito y conflicto de interés, la Secretaría de la Función Pública exoneró a Bartlett de estos señalamientos.

El mandatario federal afirmó que para finales de su sexenio la meta es que la producción de energía eléctrica sea 56 por ciento a través de la CFE y 44 por particulares.

“Que es lo que vamos a procurar, que al final del sexenio quedemos en la misma proporción, ese es el compromiso”, expuso.

Deja un comentario