Cuadrante político

Por Fernando Acuña Piñeiro

 

A todos les llamó la atención el hecho de que hace unas semanas un subsecretario de Estado, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública federal, viniese a la capital tamaulipeca para desde aquí lanzar un mensaje de claro e inequívoco arropamiento al gobernador Cabeza de Vaca.

Ahora sabemos que todo esto fue la expresión pública de lo que ahora se conoce como una alianza de facto entre Alfonso Durazo Montaño, el hombre fuerte del presidente AMLO en materia de seguridad y responsable de la paz social, y el mandatario tamaulipeco que gobierna bajo las siglas del PAN.

De unos meses a la fecha, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se está moviendo con mayor frecuencia en giras y reuniones de trabajo, en temas que tienen que ver con el sector empresarial y con la política social. Se le ve contento y optimista en el futuro al mandatario tamaulipeco.

En sus reuniones con los factores económicos del estado, tanto del norte como del sur, Cabeza suele manejar un discurso más relajado, destacando la necesidad de consolidar la infraestructura productiva. CV suele subrayar el rubro de la inversión extranjera, pero ante todo acaba de poner el acento en algo que, según Cabeza de Vaca, no se compra con dinero, y eso se llama, dice, la confianza.

El discurso del mandatario tamaulipeco, que en el 2016 llegó de la mano de la denuncia y el señalamiento político, capitalizando el hartazgo social contra los priistas, hoy parece haber evolucionado hacia una visión de estadista que ve con optimismo cómo su sexenio ha obtenido reconocimientos en los rubros de la seguridad y la economía.

Es cierto que CV sigue siendo de una naturaleza entrona y fajadora, pero hoy en sus mensajes ante los hombres de empresa, vemos a un político que ya no busca enfrentar, sino unificar; que ya no echa mano del verbo flamígero, sino que formula planteamientos más sólidos, más empacados, y sobre todo que no se gancha con conflictos, sino que aprovecha su tiempo para construir hacia el interior de Tamaulipas.

Otro rasgo de la nueva conducta de CV, es que si bien es cierto sigue poniendo énfasis en su tierra natal, Reynosa, como beneficiaria de obras y de servicios, también es verdad que lo vemos muy activo en la región sur, donde ha logrado articular una fuerte estructura de vertientes económicas, políticas y sociales.

Hay otro tema que también, en mi posición de analista, me llama mucho la atención: Cabeza está dejando hacer a los alcaldes morenistas. Creo que entre la administración estatal y los gobiernos municipales obradoristas hay respeto y, en su momento se ha visto, coordinación.

Hasta ahora no se han dado choques y dicha circunstancia habla de la habilidad política del cabecismo para sumar, en lugar de restar.

Todos estos cambios y matices de los que le hablamos, en su momento van a contar, cuando llegue la hora del nuevo round por el poder de las diputaciones federales y las alcaldías en el 2021.

En lo general, podemos decir que CV no se está exponiendo al desgaste, sino que más bien se está administrando en su imagen, y en su poder estatal, trabajando mucho hacia el interior de la entidad, consolidando alianzas sociales, económicas  e institucionales. Y hacia afuera del estado, amarrando la cooperación y la armonía con sectores claves del gabinete federal, como lo es el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, y con  la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Luce fuerte el gobernador CV. Y si el morenismo obradorista en Tamaulipas no se repone de sus profundas heridas internas y su divisionismo, la verdad le va a ser muy difícil competir contra el panismo cabecista a la vuelta de un año, cuando estará en juego la reconfiguración de la cámara baja, gubernaturas y alcaldías.

 

En Matamoros, el alcalde convive con familias del campo y atiende sus peticiones.

Aplicando su congruencia entre el discurso y la praxis, el alcalde Mario López se reunió con autoridades y dirigentes del sector rural. Escuchó a las familias del sector agropecuario, después de que muchos de ellos le externaron que ya tienen muchos años olvidados por las autoridades  gubernamentales.

“Sabemos que usted le está cumpliendo al campo”, le dijeron al alcalde las familias del ejido Villa Verde. Ahí mismo, los representantes de la comunidad campesina le solicitaron al jefe político matamorense su apoyo para la rehabilitación del camino de acceso a este lugar.

De acuerdo a lo que se dijo, en dicho encuentro del alcalde con diversos grupos comunales del agro matamorense, actualmente existe un rezago de más de treinta años en obras y servicios, mismo que en la actual administración municipal, ya se empieza a subsanar.

 

En Ciudad Madero emprenden limpieza y descacharrización

Como una medida preventiva contra la transmisión de enfermedades como el dengue y otras provocadas por el piquete de insectos, el Ayuntamiento de Madero, encabezado por Adrián Oseguera Kernion, se dio a la tarea de fumigar los sectores proletarios del municipio.

Al mismo tiempo se concientiza a la población para que mantenga limpias sus casas y terrenos, evitando la acumulación de agua en llantas viejas o recipientes inservibles.

Deja un comentario