La red social Facebook es la más usada en el mundo, y gracias a ello los negocios y usuarios buscan posicionar su contenido en el sitio a través de publicidad pagada. Sin embargo, dichos anuncios pasan por filtros de moderación en el contenido en busca de verificar el cumplimiento de las políticas publicitarias. Entre las características a evadir en la publicidad está la desnudez o la información falsa; además, usuarios pueden reportar si el anuncio les parece ofensivo.

 

 

Estos anuncios pueden ser creados por los negocios o por medio de la herramienta de anuncios de Facebook, además existe la opción de convertir en anuncio alguna publicación hecha en la plataforma. Los anuncios deben ser creados bajo las limitaciones de las políticas de publicidad y las normas comunitarias de Facebook o Instagram, según sea el caso. También, en caso de usar algún servicio en específico para crear publicidad, se pueden aplicar otras limitaciones, como las comerciales en caso de Market Place.

 

Cuando un anuncio se va a publicar en Facebook, la red social utiliza inteligencia artificial para realizar la primera moderación del contenido. Habitualmente, después de 24 horas los anuncios ya están revisados, pero pueden ser sometidos a una segunda revisión manualmente incluso después de haberse publicado. Si un anuncio es rechazado, el anunciante es notificado y puede entregar uno nuevo; también puede pedir una segunda revisión si el contenido le parece inadecuado.

 

Además, Facebook indica que revisará e investigará el comportamiento de los negocios que desean publicar un anuncio, en busca algún tipo de violación a sus políticas. Asimismo, buscará si el anunciante ha intentado en otras ocasiones pasar de largo el proceso de revisión de anuncios de la plataforma. Ello podría costarle al negocio o usuario la posibilidad de publicar anuncios o la cancelación de su cuenta.

 

También, los usuarios de Facebook podrán reportar los anuncios con intensiones ofensivas o por violar el derecho de autor en la creación de este. La publicidad podrá ser buscados en la biblioteca de anuncios de la red social, donde las personas pueden ver las estadísticas. Además, esta biblioteca permite a usuarios reportar anuncios pasados o buscar entre ellos alguno en específico para su reporte.

 

Con el sistema de revisión por medio de inteligencia, Facebook sólo revisa la primera etapa, pero depende de revisiones hechas por humanos para permitir a negocios publicar el contenido. Facebook indicó, planea aumentar la automatización de este proceso sin arriesgar la calidad en la moderación del contenido.

Deja un comentario