Por Ramón Mendoza

 

Comunidades de la región semiárida del Cuarto Distrito. demandaron la intervención del Gobierno federal y de manera directa de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), para dar cumplimiento al derecho universal del uso al agua en beneficio de miles de habitantes de la zona que no tienen el abasto del vital líquido. Ni siquiera para cubrir las necesidades más elementales de subsistencia.

Lamentaron que las autoridades del organismo de la Cuenca Golfo Norte pongan oídos sordos a las exigencias de los campesinos al pedir revisar las concesiones otorgadas a particulares que, de manera ventajosa e ilegal, realizan una sobre explotación de los mantos freáticos de los municipios de Tula y Jaumave, dejando sin agua a miles de familias que ya no tienen agua ni para beber.

El senador suplente de MORENA y coordinador del Movimiento Nacional por la Esperanza, Faustino López Vargas, sostuvo una reunión con ejidatarios de Gazmones, del municipio de Tula, para pedir a una sola voz que intervenga el presidente Andrés Manuel López Obrador, para acabar con la corrupción en CONAGUA.

“Se han autorizado concesiones para el uso de agua, al margen de una política responsable en el cuidado de los recursos naturales, lo que ha provocado la ‘compra’ de permisos bajo componendas entre empresarios y funcionarios de la dependencia”, aseveró.

El senador suplente acompañó a los campesinos humildes para buscar una solución a la escasez de agua, pero sólo recibieron evasivas en la CNA y una actitud irresponsable de quienes encabezan el organismo en Tamaulipas.

“Ni siquiera dan la cara funcionarios que puedan dar una respuesta con todo el fundamento de la ley. Y Felipe de Jesús Chiw Vega, desde su llegada como titular de Conagua, en la región Golfo Norte, sólo se ha dedicado a atender a los poderosos empresarios, pero a la gente humilde no la recibe, y no es justo que los ejidatarios merezcan un trato así de quienes representan el gobierno de López Obrador”, comentó.

El dirigente del MNE precisó que desde hace más de 7 años en el ejido Gazmones enfrentan escases de agua y que prevalece la condición de siempre: El pobre es cada vez más pobre y el rico cada vez más rico.

Añadió que se pide al presidente López Obrador que no olvide a la gente humilde que siempre tuvo la esperanza en él y que luchó durante muchos años para lograr el triunfo del Movimiento, pero “hoy nuestra gente de las comunidades rurales de Tamaulipas pide solamente poder tomar agua y bañarse, pero no tienen el agua necesaria”.

Así concluyó: “Hoy acudimos a las instituciones correspondientes y nos enfrentamos a la negativa de la tramitología y a la burocracia por el hecho de ser pobres, y los ricos sí tienen concesiones, presas y sistemas de riego” insistió.

Deja un comentario