POR: ALEJANDRO GOVEA TORRES

 

Con tal de obtener una vacuna en contra del coronavirus se arriesgará la salud de los voluntarios que respondan al llamado que en breve hará el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, quien se comprometió con la farmacéutica Sanofi-Pasteur a que un grupo de mexicanas y mexicanos participarían en la fase tres del proceso, que consiste en la inoculación en seres humanos para tener acceso temprano a la sustancia que finalmente nos dará la inmunidad a la llamada “pandemia del siglo XXI”.

El canciller Ebrard Casaubón deberá explicar ampliamente qué riesgos tendrán las y los voluntarios, ya que, si bien es cierto, que urge tener una vacuna para tratar de reducir el número de contagios y decesos por el coronavirus en el país, se requiere conocer que apoyos tanto económicos como sociales otorgará la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador en caso de que las pruebas de la fase tres afecte la salud de los participantes.

Además, hay otras alternativas que se podrían utilizar para que mexicanas y mexicanos no se conviertan “conejillos de indias” de los laboratorios franceses, como es el caso de la vacuna que desarrolla el Instituto Galameya en Moscú, cuyas pruebas clínicas concluyeron y se prepara para iniciar su producción a fin de tenerla lista en octubre, según el ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko.

          De igual forma, la compañía de biotecnología Moderna reveló recientemente que su vacuna contra del coronavirus entró en la fase final y se prepara para realizar la etapa de inoculación en 30 mil participantes en Estados Unidos.

          El experimento consistirá en que 15 mil participantes recibirán la vacuna en dosis de 100 microgramos, en tanto a los otros 15 mil recibirán un placebo para constatar que sea efectiva y evitar el contagio del coronavirus.

          También la compañía farmacéutica Astra Zeneca, en colaboración con la Universidad de Oxford, anunció que luego de concluir pruebas de inoculación en seres humanos, se prepara para producir 300 millones de dosis de la vacuna en contra del coronavirus.

          Asimismo, la vacuna de la farmacéutica Sinopharm de China se encuentra en la tercera etapa de su proceso, por lo que se espera tener antes de octubre para iniciar la producción en serie y poder satisfacer la demanda mundial, sin dejar de mencionar la que ha producido Cansino Biologics de China que está siendo probada en Brasil, el segundo país con más casos de coronavirus en el mundo.

En fin, el canciller Ebrard Casaubón debería de analizar los avances que tienen otras compañías farmacéuticas en lugar de arriesgar la salud de mexicanas y de mexicanos que aceptarán ser “conejillos de indias” en las pruebas de inoculación que hará de la compañía farmacéutica Sanofi-Pasteur.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema del coronavirus, resulta que varios gobernadores exigen la renuncia del Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, luego de que los amenazara con demandas hasta penales si no respetaban la aplicación del semáforo epidemiológico del coronavirus en el país.

          Y sabe usted cuando el presidente López Obrador les hará caso, ¡nunca!, porque no sólo es un funcionario que se ha ganado la estima del tabasqueño, sino también porque ceder sería en rasgo de debilidad, según el mandatario.

          Ni siquiera ahora que varios dirigentes de partidos políticos se han sumado a la demanda de los gobernadores para que destituya al todavía al funcionario de la Secretaría de Salud y Asistencia (SSA).

          Por más que la estrategia en contra del coronavirus haya fallado, como se puede constatar por constante aumento de contagios y decesos que se han registrado últimamente, el político tabasqueño mantendrá a López-Gatell Ramírez porque lo considera todo un científico capaz.

          En otro tema, el dirigente de la fracción del Partido Encuentro Social (PES), Jorge Argüelles Victorero, se lanzó fuerte en contra de su homólogo del Partido del Trabajo (PT), Reginaldo Sandoval Flores, ya que lo acusa de actuar de manera vil y corrupta para convencer con diversas canonjías políticas y económicas a diputadas y diputados de otros partidos para engrosar la bancada petista para desplazar el PRI como tercera fuerza política y poder presidir la mesa directiva de la Cámara de Diputados a partir del próximo 1° de septiembre.

          Argüelles Victorero aseveró que la fracción del PT al principio de la LXIV Legislatura Federal tenía 29 integrantes, pero luego comenzó la “operación hormiga” alentada por Morena a través de pasarle 14 diputadas y diputados a la bancada petista, que en la actual tiene 43 legisladores.

          De esta manera, la fracción del PT está a 3 de empatar el número de integrantes de la bancada del PRI que tiene 46 y a 4 para convertirse en la tercera fuerza política de la Cámara de Diputados.

          No es el primero que denuncia este fraude vil y descarado, debido a que el presidente de la Comisión del Deporte en la Cámara de Diputados, Ernesto Vargas Contreras del PES, mejor conocido como Ernesto D´Alessio, dijo la semana pasada que la bancada del PT “compra” diputados para convertirse en la tercera fuerza política de San Lázaro e ir por la presidencia de la mesa directiva.

Correo electrónico: [email protected]