Por Ramón Mendoza S.

 

La contralora municipal, Nora Rosalba Cepeda Guerrero, encubre y da largas a la investigación de un posible tráfico de influencias en la administración del alcalde Xicoténcatl González Uresti, al quedar al descubierto que la servidora pública Karina Jaziel Menchaca Martínez emitió facturas de servicios de comunicación por arriba de los 40 mil pesos mensuales

Antes de finalizar el año 2019, fue difundida la información en la que aparece la citada servidora pública como adscrita a la Dirección de Tránsito Municipal; y se desempeña como coordinadora operativa de la Dirección de Comunicación Social del Ayuntamiento de Victoria, a cargo de Gloria Montalvo, pero en clara violación a la Ley ha emitido facturas de servicios supuestamente prestados a la Presidencia Municipal.

Menchaca Martínez habría facturado $40 mil 600 pesos en una exhibición; y en el último documento presentado, habría cobrado $61 mil 600 pesos. Es decir 102 mil 200 pesos, en solo dos facturas.

“Sería muy grave que se hubiera cometido ese ilícito, por eso es importante investigar, ya que caería en una responsabilidad administrativa. Entonces yo creo que sí vale la pena que lo antes posible la Contraloría Municipal saliera a aclarar el asunto. Y no tanto hacia nosotros los regidores, sino a la ciudadanía en general. Es un tema que a todo mundo le ha llamado la atención”, dijo el regidor Horacio Reyna de la Garza.

La ley de medios especifica lo que necesitan las empresas y personas que prestan servicios para entablar un contrato con un ente público, y obviamente esta persona (Karina Jaziel) no se desarrolla en el ámbito periodístico ni brinda un servicio de comunicación social, lo que se presta a malas interpretaciones.

“Nosotros habíamos tenido contacto con la contralora municipal para que en el mes de diciembre se realizara la investigación. Y la verdad es que no nos han dado una copia de ello, pero tampoco la hemos solicitado. Esperemos que esa investigación ya esté terminada”, aclaró.

El asambleísta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) insistió que ante este posible caso de presunta corrupción, es de urgente necesidad esclarecer dicha irregularidad y saber si Karina Jaziel Menchaca siendo funcionaria de Comunicación Social y si realmente cobró esas sumas por sus servicios, debido a que ya contaba con un sueldo.

“Yo creo que es la contralora municipal, Nora Rosalba Cepeda Guerrero, la que tiene que salir a aclarar este asunto con todos los medios de comunicación y la ciudadanía en general” subrayó.

Deja un comentario