Los Urracos

Por Jaime Luis Soto

 

Desde hace mucho tiempo atrás, antes de que hiciera acto de presencia el temible coronavirus, el Gobierno de Tamaulipas ya había pedido a la Federación atendiera el asunto de los migrantes en la frontera pero, como siempre, hubo oídos sordos a esa petición.

Y es que la llegada de miles de migrantes que se quedan varados en municipios fronterizos ante la cerrazón de los gringos de no dejarlos pasar por instrucción precisas de Míster Trump, significa tener que destinar recursos para atenderlos, como así se hace de manera humanitaria, tanto del Gobierno estatal como de las alcaldías.

El asunto se puso peor luego de que gringolandia decidió hacer repatriaciones masivas de migrantes pero dejándolos a la deriva en los municipios de la frontera de nuestro estado cuando lo ideal es enviarlos hasta sus lugares de origen. Los devuelven a altas horas de la noche y los abandonan a su suerte. Así trabajan los gringos.

Y ahora el asunto se puso muchísimo peor con la llegada del coronavirus pues esos migrantes viven hacinados, en espacios donde no se puede dar la sana distancia y en su periplo han estado en muchísimas partes desde que salieron de sus comunidades de origen.

Ooootra vez el Gobierno de Tamaulipas pidió a la Federación entrarle al asunto de los migrantes pues había el peligro de que se dieran contagios entre ellos como así ya está ocurriendo, lamentablemente.

A través de sus redes sociales, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca informó que, junto con los mandatarios integrantes del GOAN, sostuvo una videoconferencia con la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero y con el director general del IMSS Zoé Robledo a quienes les planteó el tema del contagio de migrantes por Covid-19 y la urgente necesidad de atender las peticiones del Gobierno de Tamaulipas sobre esa población en la frontera.

Y tiene mucha razón el mandatario tamaulipeco de ser insistente en esa petición pues pueden desencadenarse más contagios no sólo entre esos migrantes, también entre la ciudadanía por lo que urge que la Federación ya atienda este problema. Es por la salud de todas y de todos.

Para que Usted se de una idea de este problema, la Secretaría de Salud que dirige la doctora Gloria de Jesús Molina Gamboa confirmó los primeros contagios entre la población migrantes, tanto nacionales como extranjeros incluyendo a los que han sido deportados.

Hasta este lunes, se han confirmado 16 casos positivos de Covid-19 entre esos migrantes y 6 son originarios de Honduras, 1 de Guatemala, 3 de Cuba, 1 de Camerún, uno sin identificarse su nacionalidad y 4 mexicanos.

Se agrega que del total de migrantes que dieron positivo al coronavirus en Tamaulipas, 14 adquirieron el contagio en un mismo albergue en Nuevo Laredo a donde ingresó uno de ellos luego de ser deportado de Houston, Texas, sin conocer su condición de ser portador del virus. 

Un dato importantísimo revela que desde el 20 de febrero del 2019 el Gobierno de Tamaulipas ha insistido a la Federación para que atienda el problema migratorio en nuestras fronteras. Son, por lo menos, 20 oficios que se han enviado a la SEGOB y al Instituto Nacional de Migración.

Aparte de esos oficios, el pasado 13 de abril del presente año el Gobierno estatal presentó ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, una Controversia Constitucional de carácter urgente, con la que solicita se dicten medidas cautelares para la protección de la salud de las y los tamaulipecos y de los migrantes que se encuentran en nuestro estado, derivado de la contingencia sanitaria por el coronavirus.

Es decir, desde hace un año con dos meses el Gobierno de Tamaulipas ha insistido para que la Federación atienda este gravísimo problema que hoy se complica con la presencia del Covid-19. Esperemos que ahora sí deje de poner oídos sordos el Gobierno federal y actúe de inmediato por el bien de todos.

Mientras que el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar expresó su preocupación por la salud de la población, pues de los 32 casos positivos que hay en el municipio, 15 corresponden a migrantes y explicó que dicha situación ya es atendida con las medidas pertinentes para evitar propagación de contagios.

Y agregó que el tema migratorio ha tenido una complicación adicional por la presencia del Covid-19 y los 15 migrantes con el virus se encuentran en la Casa del Migrante Nazaret misma que se encuentra en cuarentena.

“Son personas repatriadas o que llegan a esta frontera buscando cruzar a Estados Unidos. Lamentablemente vemos que no existe una acción decidida del gobierno federal como lo ha estado exigiendo el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca en este tema que es federal y se vuelve local en cuestión de salud”, manifestó Rivas Cuéllar quien añadió que los migrantes que resultaron negativos a la prueba del Covid-19 fueron trasladados al albergue municipal.

Destacó que el repunte de los casos ocurrió el pasado fin de semana pero que hubo una reacción y atención inmediata tanto de la autoridad municipal como de la Secretaría de Salud y se les está dando seguimiento a cada uno de los pacientes y respecto a los otros 17 casos confirmados en Nuevo Laredo, Enrique Rivas mencionó que se mantiene una estrecha comunicación con las familias de cada paciente.

Insistió que no bajaran la guardia y por ello se siguen realizando diversas acciones para prevenir contagios como la instalación de túneles sanitizantes en el Puente Internacional 1 y de acceso a hospitales, así como la desinfección de parques y plazas. Exhortó a la población a lavarse continuamente las manos, usar cubrebocas y el distanciamiento social pero, sobretodo, quedarse en casa.

#QuédateEnCasa

Correo electrónico: [email protected]