Por Clemente Castro González

 

El desafuero por parte de la Cámara de Diputados del gobernador FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, trae consigo efectos que impactan a los  partidos políticos y sus candidatos, principalmente de Acción Nacional (PAN) además de poner en tensión a los habitantes de la entidad que no saben lo que vendrá.

De hecho el tema evidencia dos vertientes contrarias e irreductibles, en cuanto a la interpretación de la ley  y lo que sigue para GARCÍA CABEZA DE VACA.

Porque mientras que para el titular de la Comisión Instructora de la Cámara baja, PABLO GÓMEZ ÁLVAREZ y el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, RICARDO MONRREAL ÁVILA, la determinación llevada a cabo es inatacable, es decir, es cosa juzgada, en el Congreso tamaulipeco de mayoría panista y conducido por GERARDO PEÑA FLORES, se desestimó  lo acordado por el Jurado de Procedencia y, junto a sus colegas legisladores y aliadosrespaldaron al mandatario de la entidad.

Ello significa que se tiene y no gobernador, dependiendo del punto de vista del que se aborde el caso.

Algunos expertos en Derecho señalan que es cuestión de tiempo para que se despeje la incertidumbre; se enmiende la plana al Congreso local y GARCÍA CABEZA DE VACA comparezca ante la instancia legal que lo requiera.

En una colaboración anterior señalamos que para el grupo en el poder en el estado lo mejor era no jugar al todo o nada y, en ese sentido, hacer un repliegue estratégico con el propósito de manejar la crisis.

A juzgar por lo que se ve es evidente que les ganó la pasión y optaron por la primera de las alternativas, lo que seguramente los conducirá a un escenario de mayor complicación.

El posicionamiento del Jefe del Ejecutivo estatal, mediante un video, de poco más de nueve minutos, en el que se asume perseguido político y las acciones que se dieron posterior al desafuero muestran que está dispuesto a pelear en contra de lo que considera una injusticia.

Y es de lo más encomiable para cualquier ser humano el luchar por sus derechos y los de sus semejantes  cuando se es víctima de los excesos del poder.

Pero sin demeritar la narrativa seguida y el llamado a la lucha, el punto central es que el gobernador, por el bien de él y los tamaulipecos, esta obligado a defenderse en el ámbito legal y aclarar, de manera puntual  y ante las autoridades competentes, que son falsas las acusaciones que se le hacen.

Sin duda que es el camino a seguir lo esta haciendo, en lo jurídico, a nivel del país y desde el extranjero. Sin embargo, es evidenteque el mandatario todavía no inclina lo legal en su favor.  

De ahí que el desgaste de la figura gubernamental y de su partido seguirá hasta que no logre revertir los “negativos” que trae en la actualidad.

A propósito, el día de ayer se hicieron caravanas de candidatos panistas, militantes  e invitados en apoyo a GARCÍA CABEZA DE VACA.

En Victoria los organizadores albicelestes aseguran que participaron más de 4 mil vehículos; número que sus contrarios minimizaron.

La acción es positiva para la causa que seabandera, en tanto que es un acto de solidaridad, aunque es difícil saber si lo realizado tendrá impacto más allá de lo político y mediático.

Sucede que la estrategia de protesta puedeprender e ir al alza o decrecer, dependiendo de las circunstancias y el nivel de  conciencia de los participantes.

Algo que  se manejó en redes sociales es que a las caravana fueron “invitados” trabajadores del los ordenes de gobierno estatal y municipal.

Cabe señalar que en Tamaulipas, los partidos recienten lo de su postura en cuanto al desafuero, en éste caso el PAN, PRI y Morena.

El relación al panismo, en gran medida su futuro esta ligado a lo que le suceda a su jefe político. De modo que si la libra el instituto no tendrá mayor problema para afianzar su supremacía en calidad de primera fuerza en Tamaulipas. De no ser así podría sobrevenir la catástrofe.

Lo cierto es que ésta contienda electoral no favorecen a los blanquiazules en varias localidades del estado. Y ello puede empeorar si los operadores del albiceleste no actúan de manera pronta e inteligente. Obvio que no se mandan solos.

En el tricolor, ya vimos que el dirigente estatal, EDAGAR MELHEM SALINAS, no convalido la votación de sus  diputados locales COPITZI HERNÁNEZ GARCÍA, FLORENTINO ARON SÁENZ y OLGA GARZA RODRÍGUEZ, quienes se opusieron al desafuero.

Guardadas las proporciones, tampoco andan mejor los morenistas en tanto que de su bancada siete diputados de la legislatura tamaulipeca se abstuvieron de emitir su voto-ULISES MARTÍNEZ TREJO, ELIUD ALMAGUER ALDAPE, REYNA ASENCIO TORRES, VÍCTOR FLORES LEMUS, ESTHER GARCÍA ANCIRA, GULLERMINA MEDINA REYES y LETICIA SÁNCHEZ GUILLERMO-, y solo tres de sus compañeros lo hicieron en contra, entiéndase ROQUE HERNÁNDEZ CARDONA, EDNA RIVERA LÓEPZ y SUSANA JUÁREZ RIVERA.

A las y los que se abstuvieron los críticos no los bajan de traidores y hasta se menciona que recibieron un “cañonazo” en efectivo.

Es de esperar que dese las instancias partidistas de Morena pongan en la “lista negra” a los y las que sensibilizaron para que abrieran el agua.

AL CIERRE

Los días por venir serán intensos en lo legal, lo político y electoral. Esperemos que las pasiones no se desborden.

Para sustos ya estuvo bueno…

Deja un comentario