Por Felipe Martínez Chávez

Cd. Victoria, Tamaulipas.- Dicen que, cuando hablas de partidos políticos, lo que no suena lógico suena metálico, a plata, a billetes de banco o transferencias de dinero si hablamos en modernidad.
La referencia viene como anillo al dedo al caso de Adrián Oseguera Kernion, despojado de su candidatura a diputado federal por el octavo distrito, Tampico, cuando llevaba 15 días en campaña ¿quién cobró?, pero lo más importante ¿quién fue el que pagó?.
A más de un mes de la fecha en que fue despojado de la bandera de Seguiremos Haciendo Historia, en la praxis el distrito sigue sin candidato. Nadie hace campaña. Las damitas beneficiadas Grisell Guadalupe Lara Flores y Dulce Olivia Sánchez Ramírez, renunciaron con fecha cinco de abril alegando motivos de salud.
La verdad es que no tenían con qué ir a la guerra, ni capital político propio ni estructura. Se fueron sin decir adiós.
Es la crónica de una infamia que sigue pendiente. La Sala Monterrey con el expediente ciudadano 132/2024, que interpuso Oseguera, solo resolvió que le debieron dar aviso, una explicación, antes de despojarlo. Sigue firme el acuerdo del INE.
Oficialmente, en la página del Instituto “candidatas y candidatos, conócelos”, el alcalde con licencia sigue enarbolando los principios de la 4T, llevando como suplente a Rodolfo Altamirano Aceves. Ocupan el número de fórmula 8391 ¿quién dio la instrucción de devolverles el registro?. Punto oscuro.
Lo bajaron de la competencia el 12 de marzo en Consejo General del INE. El 19 del mismo mes le notificaron que ya no era candidato y el 23 presentó medio de impugnación.
Se ha podido establecer que la sustitución fue pedida por Silvano Garay Ulloa, representante del Partido del Trabajo ante el Consejo General, a nombre de la Coalición Sigamos Haciendo Historia, en oficio fechado el seis de marzo, es decir, cuando habían transcurrido seis días de campaña.
Hay varias preguntas ¿tenía Ulloa facultades de hacer la sustitución?. El convenio dice que hay un cuerpo colegiado entre los tres socios, Morena, Verde y el propio PT.
El acto de ruindad no suena a equidad de género o renuncias de candidatos en otras regiones, suena a billetes.
Luego de la renuncia de las damitas, el representante del partido en aquella demarcación, Alejandro Morales, confirmó a medios de prensa que el lugar de Oseguera sería ocupado por el mismo sexo por razones de equidad ¿quién agregó a Adrián en la lista del INE?.
El tufillo de corrupción va más allá de las siglas propiedad de Alberto Anaya, el eterno ¿líder? del partido, sino de complicidades en tribunales.
Con fecha 8 de abril, la Sala Monterrey solo resolvió que debieron haberle dado garantía de audiencia y decirle las causas de darle cuello.
Para Morena y coaligados es el mejor candidato, el que puede alcanzar la victoria sobre los representantes del último reducto azul en territorio estatal.
No hay otra explicación en el caso del doctor Víctor García Fuentes, nombrado inicialmente candidato a diputado por el distrito 10 de Matamoros, y despojado más tarde por el Instituto Electoral.
El popular Fuentes impugnó y la Sala Monterrey le devolvió la titularidad. Se va a campaña y la presunta sustituta, Ernestina Lozano Rodríguez, regresa a la planilla de la coalición como candidata a regidora en el ayuntamiento local.
La verdad es que el del Trabajo huele a corrupción. Bajo sospecha la renuncia de una diputada de la 4T por el distrito de El Mante, Lidia Martínez López, que se entregó a los brazos del PAN el mismo día en que tomaba posesión ¿iba arreglada desde antes?. La siglaron Anaya y su gente.
Hablando de diputados locales, Gustavo Cárdenas Gutiérrez pidió licencia por tiempo indefinido, sin que trasciendan las causas reales de su retiro. Algunos dicen que para darle chance de cobrar a su suplente y asistente personal Gerardo Valdez. Otros afirman que va a un chequeo médico. Los años se le vinieron encima.
Maneja las siglas -y la caja de las galletas- de Movimiento Ciudadano desde el 2014, cuando renunció al PAN luego de un mal reparto… de candidaturas.
En esta ocasión los candidatos -federales y locales- de MC solo andan de turistas por los distritos, sin esperanza de ganar y solo a “valor marino”, sin lana en la bolsa y con la mirada triste.
Antes de dar pena por esas calles de Dios, varios le renunciaron a Tavo: Melissa Mireles Escobedo, suplente de RP 1; Miguel Angel Rodríguez Camacho, propietario RP 4; Jorge Eduardo Báez Díaz, suplente de RP 4, y Brenda Castillo Yáñez, suplente de RP 6.
Por cierto, Andrea García García, que es candidata al Senado por dichas siglas, se reunió este jueves con la prensa. Dijo que se salió del PAN, donde fue suplente de Maki Ortiz, por culpa de una personita que nos reservamos el nombre, pero que usted adivina.
Y el Congreso de Tamaulipas emitió convocatoria para sustituir a Olivia Lemus como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, al cumplir el 12 de abril los seis años para los que fue designada por el cabecismo.
Para aquellos y aquellas que buscan chamba, el periodo de registro se abrió el 17 de abril y permanecerá abierto hasta el 7 de mayo, según el acuerdo de la Junta de Gobierno que coordina Ursula Salazar Mojica.
En Victoria capital, el candidato a la reelección, Eduardo Gattás Báez, en los primeros cuatro días de campaña ha recorrido diez colonias de la mancha urbana, saludando a más de diez mil personas que no quieren saber nada de PAN, ni de Cabeza de Vaca, Xico González y Pilar Gómez.
Morena se encamina a refrendar el triunfo en la capital, sede del poder ejecutivo que detenta el partido de López Obrador. Poor ahí va.