Los Urracos

Por Jaime Luis Soto

Si su hija o hijo cursa la educación básica vaya preparándose pues es muy probable que después, para obtener el título profesional universitario –o su equivalente–, tenga que realizar una acción muy noble para el medio ambiente: sembrar un arbolito.

En efecto, desde hace ya tiempo en nuestro país han surgido voces que proponen diversas medidas para cuidar al medio ambiente y una de ellas es legislar para que el sembrar un árbol sea parte de la educación que reciben nuestros niños y jóvenes.

Por ejemplo, hay países donde para recibir la constancia de estudios primarios se requiere cumplir ciertos requisitos como la siembra de varios árboles y a medida que va avanzando la alumna o el alumno en su formación académica aumenta el número de arbolitos a sembrar. Ah, y algo muy importantísimo: los padres de familia colaboran en esta tarea.

No se puede negar que en los últimos años en México se ha avanzado bastante en cuanto a fomentar entre la sociedad el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, falta mucho por hacer y por ello todos debemos aportar nuestro granito de arena para que tengamos un Planeta mejor. Es por el bien de todos.

Aquí, en Tamaulipas, el Gobierno estatal y asociaciones civiles altruistas han emprendido positivas campañas para el cuidado del medio ambiente e, incluso, hemos sido ejemplo nacional como el Programa TAM RECICLA, que ha tenido muchísimo éxito y gran aceptación en las instituciones educativas, públicas y privadas.

No es raro ver en las redes sociales historias alentadoras de tamaulipecas y tamaulipecos quienes, por pura iniciativa personal, se han dado a la tarea de sembrar un arbolito o limpiar de basura espacios públicos. Se predica con el ejemplo.

Así, a propósito del Día Mundial de la Educación Ambiental –que fue el 26 de enero–, en la capital del estado el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca encabezó este lunes la ceremonia de inicio de la reforestación de miles de árboles nativos de catorce especies distintas.

Esto en el parque estatal ‘El Refugio’, área natural con una superficie de 28.1 hectáreas y que resguarda 400 especies de flora y fauna.

En dicha área se sembrarán árboles nativos de la región como ébanos, mezquites, encinos, anacahuitas, chapote, retaza, tenaza, san pedro, vara blanca, huizache, gavia, cenizo, palma, entre otras especies.

El mandatario estatal fue claro y directo cuando, en su discurso, afirmó que las nuevas generaciones están exigiendo y demandando a los gobiernos –a todos, sin excepción– que se lleven a cabo más acciones positivas para el cuidado del medio ambiente.

En su mensaje, el Gobernador afirmó que recuperar la grandeza de nuestro estado también significa emprender acciones para el cuidado del medio ambiente para beneficio de las actuales y futuras generaciones.

Dejo en claro la importancia de promover una educación ambiental y de concientización entre las nuevas generaciones, pues el cambio climático ha impactado y dejado huella en bosques y mantos acuíferos, por lo que, dijo, su Gobierno continuará impulsando eventos que coadyuven en cuidar a nuestro medio ambiente.

Puntualizó que Tamaulipas es actualmente el estado líder a nivel nacional en la generación de energías renovables; y se seguirán cuidando nuestros bosques y áreas naturales protegidas como la Biosfera del Cielo, única en el mundo. Un lugar extraordinario sin lugar a dudas.

Viene primer mega puente

El tiempo pasa volando y ya está a la vuelta de la esquina el primer mega puente, ya que alumnas y alumnos de educación básica no tendrán clases por cuatro días consecutivos, pues el calendario escolar –emitido por la SEP– estipula que el lunes 3 de febrero es día libre con motivo de la Promulgación de la Constitución de 1917 que se celebra el miércoles 5.

Y este viernes se realiza el llamado Consejo Técnico Escolar en las escuelas de educación básica. El primero de este año, por lo que tampoco habrá clases.

Y algo muy curioso: se está acabando enero y, al menos aquí en Tamaulipas, el clima ha sido muy bondadoso con temperaturas muy agradables.

Remember que en años anteriores, enero siempre era considerado el mes más frío del año con temperaturas que congelaban los huesos y vaciaban las escuelas.

A ver cómo viene febrero. Bisiesto por cierto. A celebrar los que nacieron el 29 de ese mes, pues cada 4 años la ocasión lo amerita. Ah, y el domingo que no se hagan patos los que sacaron monito en las roscas de Reyes. Es Día de la Candelaria.

Correo: jaimeluissoto@hotmail.com

Deja un comentario