Por Clemente Castro González

Es la segunda ocasión que, en el mes de mayo, el Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, viene a Tamaulipas.
Recordemos que, el viernes tres, estuvo en Madero a donde acudió para supervisar el avance en la construcción del Hospital IMSS-Bienestar, “Heriberto Espinoza Rosales”.
Y hoy llegará a Ciudad Victoria para reunirse con el Gobernador, AMÉRICO VILLARREAL ANAYA y autoridades de salud, con el propósito de evaluar el avance en la implementación del sistema de salud, orientado a brindar atención a quienes carecen de éste beneficio.
Al respecto, LÓPEZ OBRADOR ha expresado que su compromiso es que “la atención médica sea universal y gratuita” y por ello quiere asegurar que se concrete a más tardar en septiembre del presente año.
Desde luego que no es tarea fácil, más si nos atenemos a las inercias que hay en clínicas y hospitales, tanto por las carencias que persisten como por la burocracia insensible que subsiste en el sector salud.
Pero el plan de cambio y cobertura esta marcha liderado por gobierno federal en coordinación con 23 de los 32 estados de la República, incluido Tamaulipas, cuya administración se adhirió al acuerdo para la federalización de los servicios de salud.
Solo los mercaderes de la salud están en molestos por lo que se esta haciendo a favor de un amplio segmento poblacional, 53.3 millones de personas, que no cuentan con seguridad social.
De ahí que la tarea sea titánica ya que el modelo que se implementa incluye la transferencia a IMSS-Bienestar de 707 hospitales y más de 11 mil centros de salud en el país.
De lo que se trata, según lo ha expresado el Presidente, es que haya médicos que den atención de lunes a domingo e igual se cuente con especialistas.
Asimismo, es de alta prioridad que se disponga de medicamentos, personal médico y enfermería, técnicos, insumos y el equipamiento adecuado.
A eso obedecen las giras presidenciales recientes, como la que se realizará éste lunes.
De ahí que será importante conocer a detalle lo que se lleva a cabo en cuanto al cumplimiento de metas, en lo del IMSS-Bienestar en nuestra entidad.
Acá se ha dicho, por parte del titular del Instituto Mexicano del Seguro Social, ZOE ROBLEDO ABURTO, que Tamaulipas cuenta con 31 hospitales y 381 centros de salud equipados.
También se documenta que se invertirán mil millones de pesos para compra de equipo y se destinarán 272 millones en infraestructura, rehabilitación, mejoramiento, personal y en el sistema de abasto institucional.
Otra referencia es que se basificó a 923 trabajadores lo que da cuenta de que el plan avanza de manera responsable.
En cuanto al padrón de IMSS-Bienestar en el estado, se refiere que hay 246 mil 25 personas adscritas y es de esperar que la cifra siga creciendo.
Insistimos: la tarea no es fácil porque se trata de inyectar recursos y de que haya voluntad de parte de las autoridades de salud a fin de que se de la transformación en las unidades de atención medica.
Además, tendrá que haber un cambio significativo en los empelados, empezando por médicos, enfermeras, técnicos y administrativos, los cuales deberán dejar constancia de su nivel profesional y humanismo, de manera cotidiana.
Lo propio deberán hacer las dirigencias de los sindicatos para apoyar la noble causa y no lucrar con las plazas que están otorgándose, dadas las necesidades que hay en hospitales y clínicas.
Se sabe de gremios que lucran con la llamada “bolsa de trabajo” y que se prestan para el golpeteo político. Y eso no es cosa menor.
De regreso con lo de la visita presidencial, se menciona que la reunión encabezada por LÓPEZ OBRADOR podría ser en el Polyfrum o en el Hospital de Regional de Alta Especialidad de Victoria.
Lo significativo es que el mandatario federal estará en el estado y que viene a verificar que los compromisos se cumplan. Es decir, lo suyo es estar en la línea de trabajo, a nivel de piso, y tener información de primera mano.
Desde luego que para el jefe del ejecutivo estatal, AMÉRICO VILLARREAL, la visita es muestra de el aprecio y respeto que le tiene el Presidente así como al pueblo que gobierna.
AL CIERRE
El alcalde de Victoria, EDUARDO GATTÁS BÁEZ, cerró campaña para su reelección con dos mensajes centrales: que trae fuerte respaldo popular y que sabe tejer fino para arroparse con la fortaleza que da la unidad.
Lo primero lo hizo al concentrar a 12 mil capitalinos que le mostraron su respaldo; lo segundo al tener capacidad de convocatoria a fin de que sus amigos, AMÉRICO VILLARREAL SANTIAGO, JORGE “TICO GARCIA” y GERARDO ILLOLDI, lo acompañaran en el acto proselitista.
En el “San Marcazo” sucedió el evento histórico que perfila a el munícipe a dar continuidad a la 4T desde la Presidencia de Victoria.