Bagdad.- El ataque aéreo que Estados Unidos hizo la noche del jueves contra las instalaciones pertenecientes a un poderoso grupo armado respaldado por Irán en Siria mató a uno de sus combatientes e hirió a varios más, dijo un responsable de la milicia iraquí este viernes.

Por su parte, El Pentágono dijo que los bombardeos eran en represalia por el ataque con cohetes perpetrado en Irak a mediados de este mes que causó la muerte de un contratista civil y heridas a un militar estadounidense y a otros soldados de la coalición.

Las acciones contra Kataeb Hezbollah, o Brigadas de Hezbollah, alcanzaron una zona fronteriza entre Boukamal, Siria, y Qaim, en el lado iraquí, dijo a The Associated Press el miliciano, que habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a informar sobre el ataque.

“Estoy seguro del blanco que atacamos, sabemos a lo que le dimos”, dijo el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, a los reporteros que volaban con él de California a Washington, poco después de haberse llevado a cabo el ataque.

El operativo fue la primera acción militar del gobierno del presidente Joe Biden, que en sus primeras semanas ha enfatizado su intención de centrarse más en los desafíos que plantea China, a pesar de la persistencia de las amenazas en Oriente Medio.

La decisión de Biden de lanzar un ataque en Siria no parece indicar que Washington ampliará su implicación en la región sino mostrar que defenderá a sus tropas en Irak.

Deja un comentario