El sismo de magnitud 6.8 que ocurrió el pasado domingo en la Isla de Mindanao, Filipinas, ha dejado hasta el momento 3 muertos y docenas de heridos.

Los socorristas lograron recuperar 2 cuerpos de entre los escombros de un edificio que albergaba un mercado que se hundió en la ciudad de Padada.

La tercer víctima mortal es un niño luego que su hogar se derrumbara cerca de donde del sitio del epicentro del movimiento telúrico.

Las autoridades realizan labores para buscar a personas desaparecidas.

Deja un comentario