Descalificaciones

369

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Fuentes dignas de todo crédito me advierten que en la Ciudad de México se fragua una campaña de descrédito en contra de los funcionarios del Gobierno estatal y del Partido Acción Nacional (PAN) con miras a impedir que el membrete albiceleste salga airoso en los procesos electorales del 2021 y 2022.

En circunstancias normales, rumores como éste no impactarían entre la población negativamente, por sólo ser tácticas recurrentes de los grupos opositores para mendigar espacios en la prensa –al través de estruendos políticos–, con miras a denostar personalidades.

Pero en el contexto actual, se percibe clara obsesión para iniciar una agresión de pronóstico reservado. 

Sobre todo cuando hay retrógradas que buscan la descomposición del sistema estatal. Entes coludidos con gavillas enfermas de poder que quizás quisieran ver a Tamaulipas nuevamente hundido.

Sólo así podría entenderse la arremetida difamatoria, que, estoy seguro, no hará mella en el ánimo del mandatario ni en el comportamiento político de los tamaulipecos, por conocer de antemano la procedencia del golpeteo, que, seguramente, habrá de arreciar al arrancar el primer proceso político-electoral en septiembre próximo; recrudecerse durante el cierre del año y hacer crisis en los primeros meses del próximo, para así tratar de ensuciar la contienda en la víspera.

Inclusive, para agredir a Tamaulipas, al Gobernador, funcionarios de la administración pública e incluso a los prospecos a presidentes municipales, diputados locales y federales, los Maquiavelo(s) de guarache procurarían engatusar a los medios de comunicación masiva locales, como a los nacionales que (ésos sí) mucho se prestan al juego a través de los gatilleros del sistema federal.

No obstante esta operación podría abortar, pues sus maquinadores principales empiezan a quedar al descubierto y, en unos días más, podrían ser blancos del escarnio provocado por su propia tenebrosidad.

Ya ve Usted a los próceres de Morena que más lanzan sus dados envenenados contra todo lo que no huela a Morena y PRI.

En los últimos días, también, se han hecho circular (vía internet) rumores en contra de la estructura del partido albiceleste, con la única finalidad de ir preparando el terreno para la arremetida en serio.

Y para ello, también, hay quintacolumnistas que por su misma falta de oficio no acostumbran confirmar la veracidad de las versiones tendenciosas, aunque hay otros colegas más profesionales que hacen caso omiso a ese juego sucio.

Sin embargo, en el Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN, presidido por Luis René Cantú Galván, alias ‘El Cachorro’, no se observa a nadie que sea capaz de diezmar la arremetida.

Y eso me lleva a suponer que al menos en el área de comunicación del partido habría una fuerte sacudida.

Al menos que ‘El Cachorro’ quiera entregar la plaza.

Deja un comentario