Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Hasta en tanto no se definan las alianzas con rumbo al 2022, ninguno de los aspirantes a la candidatura gubernamental (por ningún partido) debe dar por ‘amarrada’ su postulación, pese a los destapes (vertidos en favor suyo) ni menos a los autodestapes.

Y es que, acorde a los resultados de la contienda más reciente, sólo coaligados el PAN, PRI y PRD (más los que se acumulen), tendrían éxito en su cometido de ganarle a morena y aliados (PT-PVEM) la elección.

De ahí la nececidad de adelantar identidades –como lo hace Acción Nacional–, para irle midiendo el agua a los tamales.

Respecto al tricolor, aunque asoman aspirantes abiertos, como es el caso de Ramiro Ramos Salinas, su dirigencia sabe que sin coaligarse los escenarios le serían adversos y ni qué decir del membrete del Sol Azteca que cada día se hunde más.

Por parte de morena hay un mar de interesados, pero sin arrastre en el conglomerado, pues siguen apostándole a la firma lópezobradorista.

Ahí están: el inodoro Héctor Martín Garza González, ‘El Guasón’; los ‘ET’ (extraterrestres): Rodolfo González Valderrama y ‘su punta de lanza’ Alejandro Rojas Díaz Durán; los traicioneros: Erasmo González Robledo, Mario Alberto López Hernández y Adrián Oseguera Kernion; y, hasta una oportunista: Maki Esther Ortiz Domínguez.

Ninguno de ellos, por mérito propio, le ofrece al membrete guinda un escenario favorable –fuera del senador Américo Villarreal Anaya–, por su proclividad de acceder al poder por el poder mismo.

En fin, ese adelantado juego ya entró ya entró en la recta final de las definiciones.

Por vía de mientras, he aquí a los que ya están en la palestra.

 

Primeros jugadores 

Durante meses, años quizás, Ramiro Ramos Salinas mantiene levantada su mano para que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo tome en cuenta como prospecto a la candidatura gubernamental del 2022. Y hace días (concretamente el pasado 17 de junio), reiteró su aspiración.

Dos meses antes (abril 17), Mario Martín Delgado Carrillo –dirigente de Movimiento Regeneración Nacional (morena)–, en Culiacán (Sinaloa), destapó al senador Américo Villarreal Anaya al decir que: “Lo traemos en pleno entrenamiento, (porque) pronto se va a ofrecer allá en Tamaulipas, para llevar la Cuarta Transformación”.

El viernes 25 de junio, Dante Delgado Rannauro entregó en bandeja de plata la nominación a Arturo Díez Gutiérrez Navarro, mediante líneas, por él escritas, en una página de los documentos básicos de ese partido: “Para el futuro gobernador de Tamaulipas… con la seguridad de su éxito en 2022 como candidato de Movimiento Ciudadano”.

En la misma fecha, durante la gira de trabajo que realizó por Villa de Casas, el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, destapó, prácticamente, a César Augusto Verástegui Ostos, ‘El Truco’, al advertir: “Lo van a escuchar mucho, conózcanlo, porque lo van a escuchar mucho por ser alguien que atiende desde al empresario más encumbrado, hasta el campesino, agricultor, ganadero, que tiene una necesidad. Pero, sobre todo, es quien tiene la responsabilidad de mantener la estabilidad y la gobernabilidad en el estado..”

Al día siguiente (sábado 26) tras entregar equipo para la recolección de basura, en Tampico, el alcalde Jesús Antonio Nader Nasrallah hizo un pronunciamiento (a manera de autodestape) que circuló profusamente al través de las redes sociales:

“Tampico va a seguir sonando y va a sonar más en todo Tamaulipas y va a sonar tambien a nivel nacional… porque Tampico el día de hoy, es una de las ciudades que brilla por su trabajo, por sus resultados, y por su entrega. Por ello, quiero decirles que vamos a seguir sonando, cada vez más fuerte. Eso tómenlo en cuenta…”

 

Corolario 

Bajo este escenario, es aún difícil advertir quiénes serían los finalistas.

Sobre todo porque en Acción Nacional hay todavía aspirantes que a la escena no han sido llamados.

Y en morena, asoman muchos advenedizos.

Deja un comentario