Por Jaime Luis Soto 

 

Por si Usted no lo sabía, en el Congreso de la Unión está atorada una propuesta para crear el Ingreso Básico Universal (IBU), que consiste en entregarle una cantidad determinada de dinero a todas y todos los ciudadanos que han sido afectados económicamente por la pandemia del coronavirus. 

Se calcula que más de 12 millones de personas perdieron sus empleos o sufrieron modificaciones negativas a su estatus laboral por la recesión económica a causa de los efectos del Covid-19. Hay otros datos más preocupantes: La de millones de familias que han abandonado la pobreza simple… para entrar a la pobreza extrema. 

Los opositores en el Congreso de la Unión –es decir, los que no militan ni simpatizan con MORENA–, afirman que urge la aprobación del IBU y la propuesta es que se le entregue a cada ciudadano afectado por la pandemia una cantidad mensual que oscilaría entre los 3 mil y 3 mil 500 pesos. 

Hay quienes proponen que el IBU tenga vigencia tres meses o bien, durante el tiempo que dure la pandemia. 

También hay quienes proponen que el IBU sea para todos los que demuestren estar en pobreza, pero los hay quienes se inclinan porque sólo se les otorgue a los que comprueben que perdieron el empleo durante la pandemia y que no estén inscritos en ningún sistema de salud ni programas sociales gubernamentales. 

Tanto los diputados como los senadores de MORENA se han mostrado renuentes a que el IBU sea puesto en la mesa de discusión para su posible aprobación, bajo el argumento de que el Gobierno federal no tiene recursos para esa medida emergente. 

Pero parece ser que se hacen los desentendidos cuando se hace la observación de que sí hay recursos para proyectos multimillonarios como el Tren Maya, que costará 146 mil 100 millones de pesos –entre su construcción y mantenimiento–. 

Surge la pregunta entre el respetable público: ¿Qué es más prioritario ahorita: Proyectos como el Tren Maya o apoyar a familias que se quedaron sin trabajo y no tienen ni un peso para comer..? 

Uno de los más obstinados a no discutir la posibilidad de crear un Ingreso Básico Universal lo es el coordinador de los senadores de MORENA y presidente de la JuCoPo, Ricardo Monreal, aunque a últimas fechas quizás por la presión ejercida ha abierto la posibilidad de que en estos días sea puesto en la mesa de discusión durante el periodo extraordinario. 

Por supuesto, la propuesta del IBU no significa regalar dinero y promover la holgazanería entre la población. Claro que no. Se trata de ayudar a quienes están desesperados, sin empleo y que viven con la angustia de pensar cómo le harán para darle de comer a sus seres queridos. 

No olvidemos que el coronavirus está haciendo estragos no solamente en la salud de las personas, también en sus bolsillos… 

¿Usted qué opina…? 

En el PRI estatal, su presidente Edgar Melhem Salinas ahora sí está demostrando que se puso las pilas, pues a últimas fechas se le ha visto muy hiperactivo aunque respetando las medidas preventivas sanitarias. 

En una reunión en la que hicieron acto de presencia varios dirigentes de los organismos adheridos al partido tricolor –CNOP, CTM, CNC, ONMPRI, Red de Jóvenes, entre otros–, Melhem instaló la denominada Mesa Técnica de Activismo Político. 

Por supuesto no hay que ser unos genios para saber de qué se trata esa mesa: Le dará seguimiento y fortalecerá aquellas acciones y estrategias del priismo con miras a las elecciones del próximo año. 

Melhem sabe que hoy más que nunca el PRI requiere de fortalecer sus cuadros y reactivar los que se requieran. Y sabe también que los tiempos apremian pues el inicio del proceso electoral ya está a la vuelta de la esquina, a mediados de septiembre. 

Y este martes la secretaria de Salud, doctora Gloria de Jesús Molina Gamboa, reportó 334 casos positivos de coronavirus y advirtió que sólo podrán disminuir los contagios si la población se mantiene en sus casas el mayor tiempo posible y se extreman las medidas de prevención. 

Ya son 13 mil 191 casos confirmados de Covid-19 en la entidad, de los cuales 7 mil 084 se han recuperado y van 840 defunciones. 

Molina Gamboa insistió en evitar salidas innecesarias, mantener la sana distancia, lavarse las manos frecuentemente, utilizar cubrebocas, proteger a los adultos mayores y mantener el control de las enfermedades crónicas no transmisibles. 

Correo electrónico: [email protected]