El técnico del Real Madrid señala que toda la plantilla está conectada con el partido del próximo 7 de agosto de la Champions League

 

La vuelta de octavos de final de la Champions League contra el Manchester City el 7 de agosto será un «partido crucial», afirmó el técnico francés del Real Madrid, Zinedine Zidane, dos días después de ganar LaLiga.

«La temporada no ha terminado. Vamos a tener unos días de descanso, pero no nos vamos de vacaciones, sólo vamos a desconectar un poco. Estamos todos concentrados en un partido crucial que vamos a tener el 7 de agosto», explicó previo al último partido de Liga contra el Leganés.

«Tenemos un partido mañana», añadió, antes de afirmar, que «luego nuestra mente estará en el partido del City» en Manchester, después de perder 2-1 en la ida en Madrid.

«Sabemos el partido complicado que vamos a tener. Ya el partido de ida fue complicado y lo mismo será el de vuelta, pero no cambia nada, queremos pelear hasta el último segundo de ese partido», dijo Zidane.

Tras ganar su undécimo trofeo como técnico merengue el jueves, el francés fue preguntado por su futuro, después que en 2018 abandonara el puesto en lo más alto tras un triplete en Liga de Campeones (2016-2017-2018).

«Tengo un contrato, estoy a gusto, me gusta estar aquí, pero no se sabe lo que va a pasar en el futbol. Por esto estoy tranquilo con mi situación, porque en el futbol las cosas pueden cambiar muy rápido. Por el momento, estoy aquí, disfrutando y vamos a ver hasta cuándo», afirmó.

El domingo, el campeón liguero visita al Leganés, que lucha por permanecer en primera división en la 38ª y última fecha del campeonato español.

«Cuando nos ponemos la camiseta, tenemos motivación para ganar el partido, no es un amistoso, es un partido de liga. No vamos a jugar menos», advirtió Zidane.

«A menudo he dicho que nos quedaban 11 finales (tras la reanudación de la competición tras la pandemia). Mañana (domingo) es nuestra undécima final y vamos a intentar terminar de la mejor manera, ganando«, concluyó.