Por Azahel Jaramillo H.

 

Uno.- A partir de ya el Gobierno estatal endureció las medidas anti Covid-19, destacando que no habrá transporte público de micros ni autobuses ni sábados ni domingos (incluyendo que no habrá servicio de taxis, desde luego) y los restaurantes vuelven a retirar sus mesas, dando solo servicio para llevar y al carro.

Con esto debemos entender que muy seguramente se sancionará con más rigor a automovilistas que hagan uso de sus unidades automotrices en los días que no deban circular por las calles.

Tales medidas se concentrarán en los seis municipios, entre ellos nuestra Ciudad Victoria, así como Matamoros, Río Bravo, Tampico, Madero y Altamira, donde se están presentado un mayor número de casos de coronavirus.

La secretaria de Salud en Tamaulipas, doctora Gloria Molina, fue tajante en su declaración: “La gente ha salido a la calle sin atender las recomendaciones  de protección y prevención”.

Y si alguna esperanza había de que estaba próximo el retorno a la normalidad no hay tal. El detalle con estas necesarias medidas sanitarias es que le pega duro –más– a la economía familiar de miles de tamaulipecos que en verdad la están pasando duras desde hace ya cosa de 100 días.

En este marco, nos informan que la COEPRIS empezará a desplegar ahora ‘operativos de exhortación’ por toda la ciudad.

Sin clases en las escuelas, con los cines cerrados, con el temor… pánico de muchos por contraer el Covid-19, es evidente que muchos otros que no creen en su existencia es que se desarrolla aquí y ahora la vida en nuestra ciudad.

Dos.- Los aguaceros que se han dejado caer en nuestra linda Ciudad Victoria, entre otras cosas, ha servido para multiplicar el número de los dañinos y molestos baches que existen en todos los rumbos de la capital.

Ahora sí definitivamente ya no se puede dudar ni tantito quién es el peor Presidente Municipal que ha tenido esta ciudad.

Tres.- Nos reporta el Comité por la Defensa de la abogada Susana Prieto Terrazas que más de 50 organizaciones en México y EU demandan su libertad.

De hecho, la AFL-CIO, la organización sindical norteamericana, hizo un llamado al Gobierno de México para que actúe en la liberación de la sindicalista Susana Prieto Terrazas y argumenta que la exigencia forma parte de los acuerdos de protección laboral que se firmaron en el TMEC (Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá).

Bajo el slogan de ‘El Consejo Sindical para el Progreso de los Latino Americanos’, la AFL-CIO destaca que una de las condiciones para el T-MEC fue la aprobación de una reforma laboral que protegiera a los trabajadores mexicanos y la libertad sindical.

Vale decir que la apoderada legal del Sindicato Nacional Independiente de Trabajadores de Industrias y Servicios (SNTIS), detenida por el Gobierno de Tamaulipas desde el 8 de junio, tiene una amplia trayectoria de apoyo a los trabajadores de la industria maquiladora en México desde hace más de dos décadas.

“Estamos muy preocupados por la salud, vida e integridad de Susana Prieto Terrazas”, añade el documento y subraya que la acción del Gobierno de Tamaulipas “es una clara violación al derecho de libre asociación como lo establece en la Convención 87 de la Organización Internacional del Trabajo”.

Representantes de más de 30 organizaciones cívicas estadunidenses entregaron en el consulado de México en El Paso, Texas, una carta dirigida a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, para instar a una intervención inmediata en favor de la activista y abogada Susana Prieto Terrazas, detenida ilegalmente el 8 de junio.

En tanto, los senadores estadunidenses John Cornyn y Ted Cruz, y la congresista Verónica Escobar promueven la firma de un pliego petitorio en el que mencionan que el arresto es una afrenta directa a todos los trabajadores que históricamente han visto sus derechos y dignidad aplastados. Han de saber que las organizaciones  laborales y de derechos humanos se reunieron afuera del Consulado, en solidaridad y para exigir la libertad inmediata de la reconocida defensora de la clase trabajadora en las maquiladoras, quien ha luchado en forma incansable.

Hay que anotar que para algunos la referida abogada Susana Prieto es una agitadora, y para otros es una redentora social. El hecho es que está encarcelada. Nos vemos.

Correo: [email protected]