Después de sufrir un aborto doloroso en diciembre pasado, Kimberly volvió a perder un embarazo, con 17 semanas.

La esposa de James Van Der Beek, Kimberly, sufrió recientemente otro aborto espontáneo.

El actor de 43 años reveló la trágica noticia a través de las redes sociales y confirmó en su cuenta de Instagram que Kimberly había sufrido otro aborto involuntario a las 17 semanas de embarazo.

James, quien apareció en ‘Dancing with the Stars’ en 2019, escribió: “Después de sufrir un aborto brutal y muy público en noviembre pasado, nos alegramos mucho de saber que estábamos embarazados. Esta vez, nos mantuvimos las noticias para nosotros mismos. Pero el fin de semana pasado , una vez más, 17 semanas … que habíamos estado emocionados de recibirlo en el mundo, trajo lecciones para nuestra familia que no incluían unirse a nosotros en un cuerpo físico vivo”.

“Trasladamos en ambulancia a @vanderkimberly al hospital para pasar otra noche desgarradora de transfusiones de sangre. Y mientras esperaba, agradecido por la buena gente que trabajó para salvar su vida, pero yo incapaz de hacer mucho por la mujer que amaba, aparte de masajear sus pies y tratar de mantenerla caliente (con mi bata #DWTS, irónicamente), algo seguía corriendo por mi cabeza, una y otra vez, que ahora me siento obligado a compartir:

“Tenemos que cuidarnos mejor el uno al otro.”

El actor de ‘Dawson’s Creek’, que tiene a Olivia, nueve, Joshua, ocho, Annabel, seis, Emilia, cuatro y Gwendolyn, 12 meses, con Kimberly, luego llamó a sus seguidores a ser más atentos.

Él escribió: “El mundo está sufriendo en este momento. Hay negación, conmoción, entumecimiento, enojo, todos los viejos patrones a los que nos aferramos cuando se descubre un trauma profundo. Y no hay palabras para aliviar ese dolor … para hacer el proceso menos doloroso o para resolverlo rápidamente, pero la forma de salir de él comienza con una contemplación abierta, y con el corazón roto con esta pregunta:

“¿Cómo podemos cuidarnos mejor el uno al otro?”

“Y para todas las familias que han pasado por esto … no están solos.”

View this post on Instagram

After suffering a brutal, very public miscarriage last November, we were overjoyed to learn we were pregnant. This time, we kept the news to ourselves. But last weekend, once again, 17 weeks in… the soul we’d been excited to welcome into the world had lessons for our family that did not include joining us in a living physical body. • We rushed @vanderkimberly to the hospital by ambulance for another harrowing night of blood transfusions. And as I stood by, grateful for the good people who navigated the maze of regulations to save her life – but helpless to do much for the woman I loved other than massage her feet and try to keep her warm (with my #DWTS robe, ironically) – something kept running through my head, again and again, which I now feel compelled to share: • We’ve got to take better care of each other. • The world is in pain right now. There’s denial, shock, numbness, anger – all the old patterns we cling to when deep trauma is unearthed. And there are no words to ease that pain… to make the process hurt less or to solve it quickly. But the way out of it? Starts with an open, broken-hearted contemplation of this question: • How can we take better care of each other? • And to all the families who have gone through this… you are not alone. ?

A post shared by James Van Der Beek (@vanderjames) on