Ramón Mendoza S.

 

Durante la jornada electoral del seis de junio, las autoridades en la materia (INE – IETAM) van a aplicar diversas adecuaciones a la forma de llevar a cabo la votación, ya que se busca proteger en todo momento tanto a los funcionarios de casilla como a los ciudadanos que acudan a las urnas, pues es necesario aplicar medidas sanitarias.

La finalidad es ofrecer a los ciudadanos la seguridad y confianza que cumplir con esta responsabilidad, que también es un derecho, no implicará ningún riesgo de contagios, ya que no tendrán contacto físico con los funcionarios que los van a atender en las poco más de 500 casillas.

Para tal efecto, existen protocolos muy específicos que el INE creo al regreso de las actividades en sus diversos giros y temas, que en el caso particular de la jornada electoral han quedado muy claras.

Las mesas van a contar con protección acrílica, además de tapetes sanitizantes, gel antibacterial y constante desinfección, para que todos cumplan responsablemente con su participación en esta importante toma de decisiones.

Es importante que los electores vayan con su cubrebocas y mantengan la sana distancia, con lo cual se espera pasar esta elección sin incidentes relacionados con la seguridad e higiene del proceso.

Las autoridades han aplicado diversas medidas para reducir la presencia de personas en las casillas, en este caso, la presencia de los funcionarios electorales, los representantes de partidos acreditados, los observadores, los supervisores asistentes electorales, y por supuesto, la prensa acreditada.

Al término de la votación, tras el escrutinio, el presidente de casilla puede entregar el ánfora sellada y contabilizada al supervisor electoral, para que sea él quien se encargue de ir a entregarlas a los comités distritales y municipal.

Deja un comentario