POR FERNANDO  ACUÑA PIÑEIRO

 

De acuerdo a recientes encuestas, en torno a la fotografía electoral de los partidos políticos y su posicionamiento en el tema de las alcaldías, se observa que MORENA gana en las principales ciudades de Tamaulipas.

A escasos tres meses de que finalice el 2020, e ingresemos de lleno en el calendario de la lucha por el poder, el Movimiento de Regeneración Nacional, le saca ventaja al cabecismo tamaulipeco y a su partido, el PAN, en porcentajes que van desde una apretada ventaja, hasta el vaticinio de triunfos muy holgados.

Entre las urbes donde MORENA muestra supremacía electoral, destaca, para sorpresa de muchos la ciudad de Reynosa, esto de acuerdo a la encuesta realizada por la empresa Tresearch. De acuerdo a esta evaluación, a nivel de partido, MORENA  le saca más de 20 puntos de ventaja al panismo, con un porcentaje de 41.8, contra 20.7 de Acción Nacional.

De mantenerse tan marcada diferencia, en la preferencia de los votantes, entonces en la votación de 2021, el partido de AMLO le ganaría al PAN, por una proporción de 2 votos contra uno, lo cual en la jerga de las urnas, ya se puede calificar como una paliza en materia de sufragios.

Bajo semejante perspectiva, es de entenderse el activismo político del gobernador Cabeza de Vaca, mismo que recientemente descendió al territorio de las calles reynosenses, para publicitar el arranque de un paquete de obras, en el rubro de la modernización urbana.

Si alguien sabe medir el pulso del reloj político-ciudadano, en el PAN gubernamental, ese es el mandatario tamaulipeco, mismo que, está perfectamente informado de todo lo que ocurre en su entidad, y trae al dedillo las mediciones sobre las preferencias de su partido. Partiendo de esta realidad que está encendiendo focos rojos en el PAN, producto del pleito que los cabecistas traen contra el Presidente AMLO, es que en Palacio de gobierno están buscando hacer los respectivos ajustes, para tratar de defender las ventajas obtenidas en el 2019, tanto en el Congreso local, como en las alcaldías.

Sin embargo, el 2021 no pinta muy halagadoramente para un panismo tamaulipeco, que ya agotó el discurso anti PRI, y sus vientos de cambio con los cuales arrasó en su arribo al poder, en el 2016.

En esta ocasión la estrategia azul, basada en el choque, ya no es contra un partido desgastado y en desgracia como el tricolor de Egidio Torre, hace 4 años, sino contra un movimiento morenista que, pese al natural desgaste, seguirá contando con la influencia de la figura presidencial, como un elemento de peso, para jalar votos, a favor de sus candidatos y candidatas.

Además de Reynosa, urbes como ciudad Madero, donde el alcalde Adrián Oseguera ha demostrado mucha pericia política y ha sabido ganarse la confianza ciudadana, también registran una ventaja bastante amplia ante sus adversarios panistas. Aquí en ciudad Madero, el declive azul es todavía más marcado, a partir de que, se dice les quieren imponer a un candidato a alcalde que, la militancia panista considera como un advenedizo.

Los números de las encuestas en ciudad madero, actualmente son de 41.8 de Oseguera contra 19.6 del PAN. La ventaja es obvia y más que contundente.

En la capital del estado, el deplorable y caduco gobierno municipal del doctor Xico, ha sido el principal impulsor de las campañas morenistas por el primer cargo del diecisiete, a tal grado que, MORENA trae un 30.6 en las preferencias electorales, ante un 23.2 del PAN. Aquí en el centro tamaulipeco, el alto mando panista también está buscando de última hora corregir el rumbo, con el envío de Teresa Aguilar Salinas como rescatista, pero a estas alturas, todo parece indicar que las cosas están muy definidas, a favor del partido color magenta.

En la ciudad de Matamoros, el intenso tren de trabajo municipal, liderado por el alcalde Morenista Mario Alberto López Hernández, se refleja con claridad en una encuesta, donde MORENA trae 37.6, contra apenas un 15.7 del PAN.

Llama la atención el estilo de López Hernández, porque su principal discurso es el trabajo sin tregua, a favor de la población de su municipio. Aquí, la vasta obra pública, traducida en kilómetros de pavimentación y alumbrado, así como un elevado incremento en materia de servicios de agua potable, drenaje e infraestructura educativa y deportiva, parece ser la punta de lanza, y el mejor escudo contra las grillas y torpedeos de la marca Tam.

En Tampico, la lucha entre MORENA y el PAN hasta ahora se observa muy pareja. La intensa competencia entre ambos partidos, encuentra una de sus más fieles expresiones en el tema de género, donde los hombres prefieren al morenismo, en proporción de 40.9 contra 24.4; mientras que las mujeres se identifican con el PAN por un margen de 35.1, contra 22.4 del partido obradorista.

Nuevo Laredo, es la única de las grandes ciudades, donde el PAN parece tener la ventaja, con un 28.5, contra un 21.4 del obradorismo.

Pero en el balance general, a escasos meses de concluir 2020, el partido del presidente AMLO, le saca la delantera al PAN cabecista. Obviamente, que, aun es temprano para sacar conclusiones definitivas. Pero, hasta ahora, y mientras no suceda otra cosa, MORENA se perfila como el ganador del 2021.

Se infiere que, si ganan la mayoría de las principales alcaldías, también se podrían llevar la mayoría del Congreso local. Este último podría ser pieza clave, para iluminar el posible resultado de la gubernatura, un año después.

Deja un comentario