POR: ALEJANDRO GOVEA TORRES

 

La fracción del PT en la Cámara de Diputados, que encabeza Reginaldo Sandoval Flores, se quedó con las ganas de desplazar al PRI como tercera fuerza política para presidir la mesa directiva a partir del próximo 1° de septiembre, ya que se frustró la llamada “operación hormiga” implementada desde mediados de mayo con la llegada de legisladores de Morena.

          La burda maniobra consistió en que la fracción de Morena en la Cámara de Diputados, que preside Mario Delgado Carrillo, iba cediendo a varios de sus legisladores a la fracción del PT a fin de que tuviera más de 46 integrantes para desplazar al PRI como tercera fuerza política.

          La fracción del PT en el arranque de la LXIV Legislatura estaba integrada por 61 legisladores (58 de mayoría y 3 plurinominales), es decir llegó como tercera fuerza política a la Cámara de Diputados, pero luego cedió a 32 de sus elementos para que Morena alcanzara la mayoría absoluta y poder presidir de esta manera la Junta de Coordinación Política (Jucopo) los tres años.

          Y hablando de la Jucopo de la Cámara de Diputados, el experimentado político Porfirio Muñoz Ledo exigió la renuncia de Delgado Carrillo, luego de que anunció su decisión de buscar la dirigencia nacional de Morena.

          Muñoz Ledo le reclamó que no haya apoyado al actual dirigente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, quien buscó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la ampliación de su mandato hasta después de las elecciones federales del 2021 para celebrar una elección interna en lugar de la consulta abierta a militantes y ciudadanos.

          El experimentado político también denunció que los promotores de la consulta abierta habían sobornado de los magistrados del TEPJF, cuya acusación no tiene ningún sustento ni mucho menos lo podría probar.

          Los magistrados del TEPJF rechazaron en forma categórica esta acusación, además de señalar que sus decisiones son tomadas conforme a derecho y apegadas a la constitución política.

          De regreso con la llamada “operación política” para beneficiar al PT, luego de entregar a 32 de sus legisladores se convirtió en la cuarta fuerza política de la Cámara de Diputados con una fracción de sólo 29 integrantes.

          Entre los legisladores que emigraron de Morena al PT se encuentran: Elba Lorena Torres Díaz, Daniel Abasolo Sánchez, Manuel Huerta Martínez, Raúl Sánchez Barrales, Eraclio Rodríguez Gómez, quien es presidente de la Comisión de Desarrollo y Conservación Rural de la Cámara de Diputados.

          También fueron enviados Jesús de los Ángeles Pool Moo y María de Jesús Rosete Sánchez, José Luis Sosa Salinas, además de la tamaulipeca Olga Juliana Elizondo Guerra, entre otros.

          La semana pasada la fracción del PT había logrado recobrar a varios de sus elementos para estar a sólo dos de empatar con el PRI que tiene 46, es decir llegó a tener 44, pero resulta que el dirigente de la fracción del PES en la Cámara de Diputados, Jorge Argüelles Victorero, logró convencer al diputado Samuel Calderón Medina, por lo que el partido de La Hoz y El Martillo se quedó con 43.

          Tan bien que iba la llamada “Operación Hormiga” que el vicepresidente de la fracción del PT, el controvertido Gerardo Fernández Noroña, ya se sentía presidente de la mesa directiva de la Cámara de Diputados.

          Lógicamente que la emigración de los diputados de Morena al PT no fue gratuita, puesto que algunos se les llegó a ofrecer hasta 5 millones de pesos para cambiar de fracción, según Argüelles Victorero.

          Aunque no se puede descartar alguna maniobra ilegal de último momento, todo parece indicar que la diputada priísta Dulce María Sauri Riancho será la nueva presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados a partir del próximo 1° de septiembre, cuando arranque el tercer periodo legislativo de la LXIV Legislatura Federal en el Congreso de la Unión.

          En otro tema, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, anunció ayer que 2 mil mexicanos participarán como voluntarios en la fase 3 de la vacuna rusa Sputnik V para probar su eficacia en contra del coronavirus.

          Ebrard Casaubón también reveló que se reunió con el embajador de Rusia en México, Víctor K. Koronelly, quien le entregó los protocolos para realizar las pruebas de la vacuna entre los voluntarios mexicanos y poder tener acceso a ella cuando esté lista para su aplicación masiva.

          Mientras tanto, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, dijo que habrá cambios en la aplicación de exámenes para detectar en forma oportuna a pacientes con coronavirus, cuyo giro resulta ser tardío luego de que han fallecido casi 61 mil mexicanas y mexicanos porque seguir la denominada “austeridad republicana”.

Correo electrónico: [email protected]