Gobernador sin reglas

269

Juan Antonio Montoya Báez

A propósito de la asistencia de algunos tamaulipecos a la cena de cooperación voluntaria para la rifa presidencial, podemos decir que son pocos los que pueden decirle no a un gobernador o un presidente de la República, es casi imposible, escasos personajes se dan el “lujo” sin temor.

Uno de esos personajes, lo es CARLOS FLORES RICO, quien hace años al inicio del sexenio de EGIDIO TORRE CANTÚ  rechazó una oferta laboral.

EGIDIO soberbio y con nulas reglas de urbanidad política en un encuentro con legisladores presentó al diputado federal como su próximo Secretario de Desarrollo Social.

El mandatario recién electo esperaba unas palabras de agradecimiento por el nombramiento que verbalmente estaba entregando y quizá quería verlo brincar de gusto.

“Bueno, señor me temo que debo rechazar su propuesta y decirle que mi interés es terminar mi labor en la ciudad de México”, fue la respuesta.

TORRE se ofendió, los presentes solamente comentaron que la propuesta fue mal hecha a un victorense que estaba en uno de sus mejores momentos y que no debería de realizarse en público, más bien debió negociarse en lo privado para decidir las condiciones.

FLORES RICO no tenía miedo, sus intereses no estaban Victoria.

No cualquiera puede decirle no un gobernador y menos a un presidente, sin temor a las consecuencias o señalamientos, como el hombre que se bajó del avión donde viajaba el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

Por eso los empresarios citados por el presidente AMLO no pudieron negarse a entregar su aportación mínima de 20 millones de pesos. No son tiempos de abundancia, pero tampoco de desairar una invitación presidencial.

Dicen los panistas que fue un chantaje, para los morenistas es una aportación voluntaria y una retribución a la riqueza.

En Nuevo Laredo, un aparatoso operativo estatal contra bares y restaurantes provocó protestas de los comerciantes que se mostraron extrañados en pleno 14 de febrero.

Ante esta situación, el alcalde ENRIQUE RIVAS se reunió con los integrantes de la CANIRAC ante quienes estableció el compromiso de ser puente con las autoridades estatales y federales para buscar acuerdos y soluciones.

RIVAS, quien se mostró sensible a las inquietudes de los sectores productivos de la ciudad acudió a una mesa de trabajo con la Canirac para ofrecer el apoyo del gobierno municipal.
“Lo que más pidieron fue comunicación, tener un diálogo con el gobierno del Estado y por supuesto que vamos a trabajar en este sentido, por lo que el municipio será facilitador para establecer estos puentes de comunicación”, aseguró Rivas Cuéllar.
El presidente de CANIRAC, VIVIANO VÁZQUEZ, afirmó que el gremio no se opone a las verificaciones que realizan las autoridades estatales pero pidió se hagan dentro de los horarios de oficina y con respeto al personal de los establecimientos.
VIVIANO dijo que la Coepris hizo una serie de verificaciones en restaurantes de socios de CANIRAC, lo que los inquietó, por lo que el alcalde RIVAS se convirtió en el interlocutor en defensa de la ciudad y las fuentes de trabajo, además de la derrama que se generaría en el San Valentín.

La exigencia es clara que se actúe dentro del marco de la ley y sancionen a los negocios que no cumplan con la norma, pero que se trabaje con mesura para no generar psicosis contra los clientes de negocios que generan empleos y pagan impuestos.

En la Coepris algo huele raro, ese operativo fue más económico, que sanador.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto:

patinadero@hotmail.com

 

 

 

 

 

 

 

 

EL PATINADERO
LIC. JUAN ANTONIO MONTOYA BAEZ

Deja un comentario