Por Jaime Luis Soto

 

Mientras el Instituto Nacional Electoral (INE) pretende un presupuesto de casi 20 mil millones de pesos para el 2021 y sus consejeros siguen ganando sueldos fabulosos, les está pidiendo a los organismos electorales de las 32 entidades federativas que no se vayan en grande, que calmen sus ímpetus y sus ansias y soliciten ‘presupuestos racionales y congruentes’ pues se viven tiempos muy difíciles por la pandemia del coronavirus.

Lorenzo Córdova Vianello, quien cobra, y cobra muy bien, como presidente del INE pidió, exhortó, recomendó a los titulares de los llamados OPLE’s (Organismos Públicos Locales Electorales) que se contengan en lo que puedan pero sin poner en riesgo, presupuestalmente hablando, las elecciones del próximo año.

Ah, pero en el INE, los consejeros y representantes de los partidos políticos ya se reunieron para ver lo del impresionante presupuesto que quieren ejercer en el 2021 y armar un frente común para que no les vayan a hacer un recorte presupuestal como el del año pasado que al parecer les caló pero en serio.

Remember que la Cámara de Diputados le redujo alrededor de mil millones de pesos al INE del presupuesto que querían manejar en este año. Los consejeros armaron el escándalo del siglo pero el recorte se aprobó a pesar de los berrinches.

De acuerdo con las estimaciones del propio INE, para el 2021 requerirá unos 19 mil 400 millones de devaluados pesos, ya con el redondeo, para organizar las denominadas elecciones más grandes de la historia de México y en las que  se renovarán la Cámara de Diputados, 15 gubernaturas, 30 congresos estatales, mil 900 ayuntamientos y juntas municipales.

Tal parece que en nuestro país nuestra democracia sale carísima. Sin embargo, el meollo del asunto es la pandemia del Covid-19 pues mientras el INE ya está armando su multimillonario anteproyecto presupuestal alguien entre el respetable público lanza la pregunta: ¿Y si lo del coronavirus se pone peor y no hay elecciones…?

Con anterioridad el INE ya había advertido que el proceso electoral que culminará el próximo 6 de junio se llevará a cabo. Pero pongamos el audio del doctor Hugo López-Gatell quien ha dicho que la contingencia del Covid-19 durará entre 2 y 3 años.

Incluso, especialistas han señalado que todavía falta lo peor de la pandemia…

Pero el INE al parecer prefiere mejor patear un bote, sacar la calculadora y ponerse a hacer cuentas de la lana que requerirá para el 2021 que es muchísima. Y, en contraparte, le pide a los organismos electorales estatales que no se emocionen a la hora de solicitar sus presupuestos, que sean racionales y congruentes.

¿Cómo los casi 20 mil millones de pesos que quieren pedir…?

Por cierto, todo mundo quiere ser consejero del INE de quienes se dice ganan alrededor de 170 mil pesotes. En la Cámara de Diputados se prevé que para el próximo 22 de julio ocurra la designación de los 4 nuevos integrantes de dicho instituto. 

Quienes sean elegidos, serán los más felices de este planeta Tierra…

 

Van sobre egidistas

Por supuesto, la noticia que acaparó la atención fue la información de que la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica del Gobierno de Tamaulipas (UIFE), lleva más de 24 meses realizando trabajos de investigación sobre empresas ‘factureras’ que han operado en Tamaulipas entre el periodo de 2012 a 2016, ocasionando un quebranto patrimonial al erario estatal superior a los 2 mil millones de pesos, de acuerdo a lo detectado, con un total de 52 empresas del total de 100 investigadas al momento.

Según el comunicado, el monto total facturado por esas 52 empresas al Gobierno estatal de Tamaulipas, gobiernos municipales y otros gobiernos del país suma casi 10 mil millones de pesos.

En las investigaciones aparecen implicados ex funcionarios de gobiernos estatales anteriores, otros servidores públicos, un ex presidente municipal y personas externas al ejercicio público de gobierno.

Todo parece indicar que van ahora sí a castigar a los que hicieron muchas presuntas travesuras con los presupuestos en el sexenio de Egidio Torre Cantú. Es una buena noticia pues no olvidemos que el ex gobernador priista se ganó a pulso el odio y el repudio de prácticamente todos los tamaulipecos.

Raúl Ramírez Castañeda, titular de la UIFE, detalló que dentro de las carpetas de investigación se encuentra la que integran 52 empresas que simularon prestar servicios en el Gobierno de Tamaulipas en el periodo 2012 a 2016, y que tienen como socios a las mismas personas, de acuerdo a sus actas constitutivas en las que registraron el domicilio fiscal en varios municipios de Nuevo León y en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Dichas empresas, señala el comunicado, fueron constituidas por el mismo Notario Público de la capital tamaulipeca.

El comunicado establece que los ex servidores públicos implicados tenían puestos clave en la Secretaría de Finanzas del Gobierno en el periodo 2014 a 2016 y son: Cristóbal ‘N’, quien cuenta con orden de aprehensión desde el 13 de junio de 2018 y actualmente se encuentra prófugo; Jorge Silvestre ‘N’ y Jorge ‘N’.

Sólo resta hacer una pregunta: ¿Irán también sobre Egidio…?

Correo electrónico: [email protected]