La Junta Electoral Central de España (JEC) decidió hoy inhabilitar al Presidente de Cataluña, Joaquim Torra, tras su condena por negarse a retirar los lazos amarillos y esteladas de los edificios públicos mientras se encontraba en campaña.

El informe llega en el marco de un conjunto de procesos políticos catalanes y sobre la investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

El anuncio acepta la posición del Partido Popular (PP) y Ciudadanos que argumentaron que era suficiente la condena del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para proceder a la inhabilitación de no ejercer ningún cargo durante 18 meses por un delito de desobediencia.

Una vez que la JEC acordó que Torra no puede continuar como diputado autonómico, pues el Estatuto de Autonomía de Cataluña (Estatut) establece que el presidente debe tener la condición de parlamentario autonómico, explicó el diario ABC .

Quedó “sin efecto la credencial de Diputado electo al Parlamento de Cataluña por la circunscripción electoral de Barcelona de don Joaquim Torra i Pla efectuada por la Junta Electoral Provincial de Barcelona tras las elecciones celebradas el 21 de diciembre de 2017″, reportó El País.

Ahora su destitución está en manos del Parlamento de Cataluña, de mayoría independentista.

Torra fue condenado el 19 de diciembre por el TSJC por negarse a retirar un cartel a favor de los políticos presos por el proceso independentista catalán del balcón del Palau de la Generalitat.

Este es el segundo juicio que enfrenta Torra por apoyar a líderes independentistas y en caso de proceder con la inhabilitación, el vicepresidente de Cataluña, Pere Aragonès, deberá asumir el cargo del ejecutivo y tendría diez días para que el parlamento defina quién sería el nuevo presidente de la Generalitat, según lo establecido por la ley.

En caso de que el legislativo no llegara a un acuerdo en un plazo de dos meses, tendría que disolverse el parlamento y convocar a nuevas elecciones.

Deja un comentario