+ Aún no concluye su gestión actual, les espera otra y apetecen más poder
+ En Tamaulipas PAN, PRI y PRD irían en alianza, contra morena y aliados
+ El auxilio del Gobierno estatal para socorrer a damnificados en la frontera

 

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Gusgo, en el lenguaje coloquial mexicano se le llama a una persona golosa cuyo deseo y ansia continua es seguir comiendo, aún sin tener hambre. Es decir, al sujeto que nada satisface su voraz apetito. Y aquí en el terruño, en materia política, hay ejemplos excelsos.

Me refiero, obviamente, a quienes sin haber consumado su comelitona actual y en la mesa ya les esperan nuevos manjares, codician todavía más, cuando ni siquiera lo consumido en casi tres años (aunque algunos en dos) les ha hecho digestión.

Usted bien los ubica, seguramente, ahora que de moda está adelantar al menos hacia el interior de los partidos, el relevo sexenal del 2022.

Los tres senadores por Tamaulipas formalmente cumplieron la primera mitad de su gestión el pasado 30 de junio, para reanudar sus actividades el 1 de septiembre próximo.

Y al menos dos son mencionados como prospectos a ser candidatos a la candidatura gubernamental: Américo Villarreal Anaya (morena), e Ismael García Cabeza de Vaca (PAN), dada la costumbre de que: ‘la Cámara alta, es la antesala de futuros mandatarios estatales’, practicada ancestralmente por los membretes dominantes del sistema político mexicano, aunque igual muchos brincaron del Palacio Legislativo de San Lázaro, en pleno ejercicio, a las gubernaturas; e inclusive de los ayuntamientos.

Pero nunca se había visto que estando en funciones (prácticamente) y a 45 días, en el caso de los diputados federales, de rendir protesta también como legisladores reeleccionistas, reclamar la candidatura gubernamental.

Tampoco que, a 75 días de concluir su administración –para protestar, otra vez como alcaldes–, los munícipes reelectos busquen la nominación a la gubernatura.

Me explico:

Usted, ¿cree justo que teniendo un cargo público, y en puerta otro, les asista el derecho a diputados y ediles pretender la gubernatura?

¡Claro que no!, pues primero deben atender las responsabilidades que en campaña se comprometieron a cumplir y no han cumplido en su gestión, de dos o tres años, según sea el caso.

Ciertamente, fueron reelectos. Pero no, para promocionarse a estadios mayores, ya que su oferta de campaña fue seguir gestionando recursos, en aras de fortalecer a sus comunidades. Así que obligados están a cumplir so pena del escarnio poblacional.

 

Los aludidos 

Exhibiendo voracidad aparece (en el escenario) el diputado federal Erasmo González Robledo (morena), quien termina su ciclo el 31 de agosto; e inicia otro (también como legislador federal), el 1 de septiembre próximo. Pero ya promueve al través de redes sociales su inclusión como prospecto al relevo sexenal, sin todavía estrenarse como reeleccionista.

Otro: Gerardo Peña Flores, quien funge todavía como presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Tamaulipas; formaría parte (vía plurinominal) de la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados. Pero a la fecha proyecta hacer proselitismo estatal, para, según, ‘difundir el trabajo del Congreso local’, que es tan cuestionable por los resultados electorales.

En la lista de los gusgos, aparecen los alcaldes de Matamoros, Ciudad Madero y Tampico –que todavía no concluyen su ejercicio actual–, pero se les reeligió para ocuparse (también) del ejercicio municipal siguiente.

Son Mario Alberto López Hernández (alias ‘La Borrega’) de Matamoros y Adrián Oseguera Kernion (Ciudad Madero) –ambos de morena–, y Jesús Antonio Nader Nasrallah (PAN).

El común, entre ellos, es que están por consumir su comelitona actual, teniendo un gran pastel a su servicio (a partir de octubre próximo) y van por otro más grande, porque su gula es infinita.

 

Más acelerados 

Ramiro Ramos Salinas, no baja la guardia. Quiere ser candidato priista a la gubernatura estatal, pero su proyecto fracasaría ante una coalición entre el PAN, PRD, PRI, donde el albiceleste llevaría mano.

Al través de filtraciones en las redes sociales, Óscar de Jesús Almaraz Smer se anota, según sus panegiristas, como ‘candidato de unidad’. Incluso, éstos aluden que el nombramiento (casi inminente) de Manuel Muñoz Cano como dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) será en apoyo suyo.

Empero, debe tomarse en cuenta que como responsable de la fórmula panista en el proceso electoral pasado, Almaraz Smer falló, pues trabajó en favor suyo, solamente, dejando al garete a quienes fueron candidatos a las diputaciones locales (Arturo Soto Alemán y Mario Alberto Ramos Tamez), e igual a María del Pilar Gómez Leal, aspirante a ser reelecta como munícipe de Victoria.

 

Alianzas 

Para retener la gubernatura (ante la ola lópezobradorista), Acción Nacional requiere formalizar una coalición partidista. Y según los estrategas que allá en la Ciudad de México lo contemplan, su mejor aliado sería el PRI, aparte de sumar los despojos del PRD y PVEM.

En la contienda más reciente, sin embargo, yendo juntos PAN y PRI ni cosquillas le hicieron a Movimiento Regeneración Nacional (morena) en las gubernaturas en disputa –ganó once el membrete guinda–, lo cual también mete dudas en cuanto a otra coalición.

Pero, jugando separados los membretes albiceleste y tricolor, tendrían menos posibilidades de salir airosos, con todo y que los aspirantes de cada partido digan y aseguren ser las mejores opciones.

 

Deslices de Peña 

El aún diputado local plurinominal Gerardo Peña Flores, ha cometido por lo menos un par de yerros políticos:

1) Anunciar una gira por todo el estado para dar a conocer el resultado de la legislatura a su cargo –según él, ‘la más productiva’ en toda la historia de Tamaulipas–, siendo que la reprobación poblacional se dio en las urnas, el pasado 6 de junio, hacia la legislatura; y

2) Su pronunciamiento, en contra de la consulta armada por el Instituto Nacional Electoral (INE), para determinar la procedencia de juicio –para los ex presidentes–, programada a desarrollarse el próximo 1 de agosto.

Sé, bien, que Gerardo tiene hambre y sed de posicionamiento político.

Pero considero que yerra en su estrategia de ‘crecimiento’ al confundir ‘las preñadas con las paridas’ –como dice el pueblo–, merced, a su falta de roce con la comunidad.

 

Ayuda a damnificados 

Tras las torrenciales lluvias, y durante varios días, el Gobierno estatal envió ayuda a los damnificados de los municipios fronterizos que sufrieron graves inundaciones.

En gran parte, la tragedia ocurrió por falta de mantenimiento a canales y vías de desagüe que, al momento de las precipitaciones pluviales, fueron bloqueadas por toneladas de basura ahí acumuladas.

Eso exhibió el precario trabajo de los ayuntamientos de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros donde más de 200 casas-habitación en cada una de esas localidades, en promedio, sufrieron deterioros en su mobiliario y quizá en su infraestructura.

A la fecha todavía no se hace un recuento puntual de los daños, pero el mandatario Francisco Javier García Cabeza de Vaca ha solicitado que a la brevedad se concluya para que su régimen tome medidas de apoyo a las comunidades afectadas.

Correo: jusam_gg@hotmail.com

 

Rodolfo, no prende 

Hace tiempo, el tampiqueño Rodolfo González Valderrama estuvo situado como el caballo que alcanza, gana, en la tempranera disputa de la ‘cuadra’ de morena.

Sin embargo se tiró en la hamaca. Quizás como estrategia. Pero cierto es que no prende en el conglomerado social, a escasos meses de definirse la candidatura gubernamental.

En el ánimo social, es desconocido, aún; mientras su amigo Alejandro Rojas Díaz Durán ha acrecentado su popularidad.

Y eso que ambos pertenecen el establo del senador Ricardo Monreal Ávila.

 

Se hace camino al andar  

El prospecto más mentado a la candidatura gubernamental, rumbo al 2022, Américo Villarreal Anaya, no hace grilla. Se mantiene agazapado. Inclusive, evita encuentros multitudinarios. Y, como siempre, es sereno, reposado y sin adelantar vísperas, por así haber aprendido de su padre: Américo Villarreal Guerra, en cuanto a surcar caminos.

Al médico, según sé, jamás le interesó la política, pues su profesión al iniciarse (como tal) la ocupó en asistir a los más desprotegidos y después ya con especialidad, hizo lo mismo; luego fue subsecretario de Salud (estatal) y ahí refrendó su humanismo agilizando trámites (en favor de quienes menos recursos tienen).

En esta etapa –donde aparece como un prospecto a la candidatura de Movimiento Regeneración Nacional (morena)–, lo golpean cotidianamente, al interior del partido y más en Tamaulipas, por considerar que sería como es el mejor prospecto a jugarse por la llamada Cuarta Transformación (4T).

El más fuerte golpeteo en contra suya, claramente, proviene en ‘casa’, por parte de quienes han vendido a Movimiento Regeneración Nacional, al intentar sacarlo de la jugada a cambio de 30 monedas.

 

Cicuta 

Las amonestaciones y sanciones económicas a diversos candidatos y funcionarios públicos de los niveles de Gobierno, por ilícitos cometidos en el proceso electoral 2020-21, suman más de 20. Hasta ahora.

La cifra crecería hasta más del doble, si el IETAM se aplica a fondo y a todos mide con el mismo rasero.

Deja un comentario