Iría opositor israelí “con la frente en alto” a cuarta elección

194

Jerusalén.- El opositor israelí Benny Gantz dijo hoy que ante la duda de poder formar un gobierno de unidad con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, iría a las elecciones “con la frente en alto”.

“Incluso hoy, no puedo decir si lograremos crear un gobierno o no. Puedo decirles que mis socios y yo estamos haciendo todo lo necesario y posible para lograr esto mientras mantenemos nuestros principios para que nuestra nación pueda salir de una de las mayores crisis desde su fundación”, escribió en su cuenta de Facebook.

Agregó que si Dios lo permite, “nos iremos a las elecciones con la cabeza en alto porque todos en este país saben que hicimos todo, pero todo, por el Estado israelí en un momento de crisis”.

De acuerdo con el sitio de noticias Ynet, Gantz ha expresado ante los aliados de Netanyahu que no ha actuado de buena fe “arrastrando al país a una cuarta elección”, pese a la crisis del coronavirus.

Representantes del partido oficial ‘Likud’ y aliados de Gantz se reunieron la víspera para continuar con las negociaciones para un posible acuerdo de gobierno, pero el opositor amenazó con que sino se logra, impulsará una acción legislativa contra Netanyahu, acusado de corrupción, para que no pueda mantenerse en el cargo.

Este viernes, una declaración conjunta de la reunión señaló que siguen las conversaciones pero “no se había llegado a un acuerdo”. Anteriormente Gantz adelantó que podría impulsar una acción legislativa en la Kneset, parlamento israelí, para impedir que el actual mandatario tome posesión hasta que se resuelva su situación penal.

La víspera, el presidente israelí, Reuven Rivlin, informó que la oportunidad para que Gantz acordará un gobierno había finalizado, luego de que no presentó una coalición antes del miércoles. Ahora toda la Knéset tiene la posibilidad de formar un gobierno durante 21 días.

Esto fue considerado como una medida de presión presidencial para que tanto Netanyahu y Gantz concreten un acuerdo, pues en caso de que expire dicho plazo, se disolverá el parlamento y se convocarán a nuevas elecciones.

A diferencia de los tres comicios realizados consecutivamente desde abril de 2019, una nueva jornada electoral podría reflejar el enfado del electorado ante una respuesta ineficiente de los principales líderes ante la pandemia.

Hasta este viernes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) registra 12 mil 591 israelíes infectados y 140 muertos. Con incrementos de nuevos casos de hasta 300 diarios tan solo en la última semana.

Deja un comentario