Por Luis A. Sánchez Álvarez

 

¿Quién no conoce a ‘Memo’ Vizcaíno en las colonias y ejidos de Victoria?

¡A ver, a ver…!

Cierto, sólo quienes han llegado recientemente a esta localidad.

Pero a sus incontables amigos y simpatizantes, él les pide aguarden y ser cautos en sus expresiones.

Dice a través de su cuenta Facebook:

“Paciencia, una sencilla palabra y a veces difícil de llevar a la práctica; otras veces difícil de entender cuando se tiene sed de justicia. Durante casi tres años la paciencia se convirtió en mi mejor amiga, mi aliada, mi consejera. Muchas veces estuve a punto de abandonarla, pero su lealtad hacia mí lo impidió.

“Hace casi tres años inicié una lucha en Victoria para cambiar un sistema (local) de gobierno obsoleto por un sistema de gobierno humano, transparente y eficaz. Confieso que ese deseo me dominó y mi lucha fue frontal, fue abierta. Jamás me escondí. Recuerdo, entre otras cosas, que apoyé abiertamente las marchas por la paz y plantones en apoyo a familiares de personas secuestradas, desaparecidas o asesinadas.

“Fui muy frontal criticando los excesos de un Gobierno que subió brutalmente el costo del servicio del agua y que afectó a miles de ciudadanos pobres en Victoria. Mi lucha la llevé a la arena electoral en 2015. Mi deseo por ver la alternancia me mantuvo en la línea de combate. Me dejaron herido, quebrantaron mi cuerpo, pero jamás mi espíritu. Me encomendé una vez más a Dios; le ofrecí mi sangre y le pedí sabiduría para luchar por su voluntad. Luché y se hizo su voluntad.

“En estos casi tres años soy el mismo, mi corazón es el mismo y sigue enamorado de las causas nobles. En este trayecto conocí a mis verdaderas amigas y amigos. Descubrí que eran muy pocas y muy pocos. En ocasiones pensé que tenía decenas de amigas y amigos, pero como por arte de magia desaparecieron en cuanto comenzó mi lucha. Muchas y muchos me voltearon la cara para no saludarme, era peligroso ser mi amigo. Nunca me afectó esa condición, al contrario, cada que pasaba eso agradecía a Dios y le sonreía.

“Hoy agradezco a Dios dejarme ser parte de una lucha justa. Ser parte de la alternancia que vive Tamaulipas y sigo siendo el mismo. Sigo siendo Guillermo Vizcaíno, pero ahora sin falsos amigos y con la sabiduría para no dejarlos entrar a mi corazón”.

Buena reflexión la de ‘Memo’, al preparar su estrategia para participar en la contienda electoral que se avecina y, en la cual, por cierto, ya existe un ejército de simpatizantes dispuestos a apoyarlo.

Deja un comentario