Enlace Político”

Por: Alejandro Govea Torres

“Las Trogloditas”

          Con el pretexto de participar en la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, “las trogloditas” de siempre, de nuevo quebraron cristales, destruyeron macetones, pintaron monumentos históricos, agredieron a mujeres policías y hasta quemaron una bandera mexicana porque, dicen, están hartas de la violencia.

          De nada sirvió que las autoridades de la Ciudad de México instalaran paredes de madera o de tabla roca alrededor de los monumentos históricos, como es el caso del emblemático de El Hemiciclo a Juárez, porque “las trogloditas” están capacitadas para destruir y pintar todo a su paso.

          Y quienes osaron criticar sus desmanes, fueron golpeados y humillados por ellas, incluso varias personas fueron pintadas con aerosoles y otros sufrieron quemaduras porque fueron agredidos con sopletes.

          Las mujeres policías no lograron contener a “las trogloditas” porque si bien es cierto en un principio trataron de disuadirlas, se requieren acciones más firmes en contra de ellas, incluso detenerlas para ser consignadas.

          Desafortunadamente, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, también teme ser llamada represora y deja que grupos violentos, como “los anarcos” y “las trogloditas”, sigan cometiendo desmanes en perjuicio de la población.

          En otros lugares, como sucedió en Chile, grupos de mujeres conmemoraron el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer con cánticos que denunciaron ser víctimas de violaciones y de crímenes, además de exigir a las autoridades acciones para frenar los delitos de que son víctimas.

          En Ciudad Victoria, también hubo una marcha que fue organizada por la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Olivia Lemus Martínez, quien encabezó a un grupo de mujeres que salieron del Paseo Méndez y concluyeron en el 17 Carrera Torres.

          Por otra parte, pero sin dejar el tema de la violencia en el país, los activistas Julián LeBarón Ray y Javier Sicilia Zardaín, se reunieron y acordaron realizar una marcha el próximo 1° de diciembre cuando se cumpla un año de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, en forma independiente de la que esta programada para enero del 2020.

          La reunión de ambos activistas tiene varias connotaciones políticas, puesto que por una parte se puede considerar como un reclamo en contra del presidente López Obrador luego de que en la tradicional conferencia matutina del pasado 18 de noviembre en Palacio Nacional expresó que: “le daba flojera atender” a Sicilia Zardaín, quien había solicitado una reunión con él para pedirle que cambiara la política de seguridad porque no ha dado los resultados esperados.

          Incluso, en aquella ocasión el Jefe del Ejecutivo Federal señaló que no le haría el caldo gordo a los conservadores que esperaban la celebración de esta reunión con el líder del movimiento “Por la Paz, con Justicia y Dignidad”.

          Ahora son los activistas quienes declararon que: “les daba flojera reunirse con el presidente López Obrador”, por lo que la reunión con LeBarón Ray y su familia, prevista para el próximo 2 de diciembre, podría cancelarse.

          LeBarón Ray solicitó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que considerara a los carteles de narcotraficantes en México como terroristas luego de que 12 familiares de él, 9 de ellos eran niños, fueron cobardemente masacrados el pasado 4 de noviembre.

          La relación se volvió más tensa luego que la familia Le Barón publicó a través de la plataforma “Petition White House” (Petición a la Casa Blanca), que se considerara a los carteles mexicanos como terroristas, cuya solicitud cuenta con 30 días para reunir 100 mil firmas para tener una respuesta en un plazo de 60 días.

          Lógicamente, que el presidente López Obrador declaró que no permitiría una intervención de Estados Unidos, además retiró que por nada cambiará la política de “abrazos, no balazos” en materia de seguridad.

          En fin, el Índice de Criminalidad señala claramente que el 2019 será el año más violento de la época moderna de nuestro país, pero ni así se espera en cambio en la estrategia de López Obrador, quien a un año de iniciar su gobierno ha perdido más de 10 puntos de popularidad porque la sociedad mexicana espera acciones en contra de la delincuencia organizada.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario