Tokio.- El primer ministro japonés, Shinzo Abe, levantó hoy el estado de emergencia en 39 de las 47 prefecturas del país, antes de la fecha prevista de fines de mayo, pues la propagación del nuevo coronavirus está contenida en algunas áreas.

Sin embargo, las regiones urbanas como Tokio y Osaka lo mantendrán para evitar el repunte de las infecciones que escalaron hasta 100 en un día esta semana en esta capital, además se prevé que en estas dos zonas del archipiélago continúen disminuyendo la carga sobre los hospitales.

De acuerdo con Abe, la decisión de levantar el estado de emergencia para las 39 prefecturas se da en el contexto en el que el gobierno asegura que puede evitar una mayor propagación del virus y dar atención médica suficiente, a medida que los hospitales cuentan con más camas para pacientes.

“El levantamiento del estado de emergencia en muchas regiones marca el comienzo real de nuestros esfuerzos hacia una nueva normalidad en la era del coronavirus”, dijo Abe en conferencia de prensa.

“Nos estamos embarcando en un desafío extremadamente difícil, que es seguir evitando la propagación de la infección y avanzar hacia la reanudación total de la actividad social y económica”, agregó.

Pese al alto índice de contagios, entre las 39 prefecturas están que levantarán el estado de emergencia se encuentran Ibaraki, Ishikawa, Gifu, Aichi y Fukuoka, que se clasificaron como de “precaución especial”, apuntó Abe.

Las prefecturas que permanecerán en estado de alerta son Hokkaido, el área metropolitana de Tokio que también abarca Chiba, Kanagawa y Saitama, así como Kyoto, Osaka e Hyogo.

Uno de los criterios para levantar el estado de emergencia en las prefecturas, según expertos de salud nipones, es si las infecciones han caído por debajo de 0.5 casos nuevos por cada 100 mil habitantes en las demarcaciones

Deja un comentario