200601059. Nueva York, 1 Jun 2020 (Notimex-Xinhua/Wang Ying).- Imagen del 31 de mayo de 2020 de manifestantes protestando contra la brutalidad policial en Times Square, en Manhattan de Nueva York, Estados Unidos. Neoyorquinos continuaron protestando por la muerte de George Floyd cuando miles de personas salieron el domingo a las calles de toda la ciudad para expresar su enojo hacia la brutalidad policial y el racismo. Estados Unidos, Nueva York, 31 de mayo del 2020. NOTIMEX/FOTO/XINHUA/WANG YING/COR/DIS

Londres.- Las movilizaciones exigiendo justicia para George Floyd, el afroamericano asesinado por un policía de Minneapolis, Estados Unidos, también congregaron a decenas de londinenses que salieron a movilizarse hoy.

Para los manifestantes es inaceptable que sigan existiendo esas muestras de racismo en cualquier parte del mundo.

“Estoy aquí para apoyar el movimiento Black Lives Matter. Ya que todos somos de la misma raza, la raza humana, y para dar justicia a George Floyd y a todas las personas negras del mundo. Lo que ocurre, es que esto estuvo pasando durante siglos. Estuve en contra del racismo y la agresión policial en las redes sociales, y ahora siento que tengo la oportunidad de hacer algo más”, le comentó Saif, un estudiante de la Universidad de Westminster a Sputnik News.

En algunas pancartas de los que se manifestaron se podían leer mensajes como “Las Vidas Negras Importan”, “Sin justicia no hay paz”, “Destruir el racismo”, entre otras.

Los manifestantes coincidían en que estaban ahí para manifestarse contra la injusticia que viven los afroamericanos. Incluso, algunos coincidían en que no es un problema endémico de Estados Unidos, sino que también se han registrado ataques racistas en Reino Unido.

“No es un problema sólo de Estados Unidos. Los crímenes en el Reino Unido son menos conocidos internacionalmente, y aunque sean menos graves, siguen siendo crímenes”, explicaba otro manifestante.

La manifestación se realizó a pesar de que diversos ministros, de orientación conservadora, llamaran a que no se realizara debido a las restricciones sanitarias por la pandemia de COVID-19.

Hasta el momento, las congregaciones de más de seis personas están prohibidas en Inglaterra, además de que se exige mantener una distancia social de dos metros.

“Entiendo el deseo de la gente de expresar sus opiniones y ejercitar el derecho de protesta, pero estamos ante una pandemia sanitaria, un virus mortal, y debemos priorizar la salud pública”, declaró la titular del Ministerio del Interior, Priti Patel.

Lo que parece unir a todos: que nadie sea juzgado por su color de piel.