Por José Inés Figueroa Vitela

 

Maki Ortiz Domínguez llegó a la Presidencia Municipal y fue reelecta bajo las siglas del Partido Acción Nacional, del que no se ha conocido haya renunciado a su militancia.

Ello, que es del dominio público, chocó con la escena dada en torno de la reunión de la Comisión de Asuntos Municipales del Congreso local, donde los diputados panistas presentes arremetieron contra los intereses de su correligionaria, mientras los del PRI y MORENA salían en su defensa, enarbolando sus argumentos.

Lo que se debatía era una propuesta de ocho regidores del cabildo fronterizo –también panistas–, pidiendo la intervención del Congreso contra la decisión de realizar sesiones edilicias de manera virtual, debido a la pandemia.

Olga Garza, del PRI, y Eliud Almaguer, de MORENA, en los mismos términos, reclamaron no haber sido enterados del oficio con anterioridad, plantearon la vulnerabilidad física de la alcaldesa panista por el cáncer y afección neuromotora de que fue víctima y padece secuelas, y exhibieron la minoría entre los promoventes, pidiendo fuera el Cabildo, en su soberanía, el que tomara la decisión.

La diputada panista Juanita Sánchez, junto con la lectura del oficio de los 8 regidores –de 24 que componen el pleno edilicio–, había presentado una propuesta de iniciativa para que con dispensa de trámite se exhortara a la alcaldesa a restablecer el diálogo interno y llegar a acuerdos, evitando conflictos, reanudando las sesiones presenciales a tiempo que se dé turno del caso al Tribunal de Justicia Administrativa, por los delitos que pudieran configurarse.

A Juanita le alcanzó para pitorrearse de doña Olga, diciendo que ‘se exalta mucho’ con su posicionamiento y dijo que si Maki se siente vulnerable, no debe andar en las colonias repartiendo despensas, como lo anda haciendo, al tiempo que suspende las sesiones presenciales para no rozarse con los demás miembros del Cabildo y exponerse al contagio.

Otros tres diputados panistas desfilaron por el micrófono para llevar la contra a la postura de la alcaldesa emanada de su partido y avalar la demanda del grupo de regidores que le llevan las contras.

En los contrasentidos, la priista criticó la minoría entre los promoventes, pero condicionó su aval a que se aprobara una propuesta similar hecha por su partido respecto del Ayuntamiento de Valle Hermoso, donde igual son minoría los firmantes.

Finalmente la propuesta se votó con el aval de los cuatro panistas en la comisión, contra la priista y el morenista que la complementan –hubo una falta–, para llevarla al pleno donde igual dominan de manera amplia los legisladores azules.

Al pleno, que luego se celebró, previa de por medio para elegir a la mesa directiva del mes encabezada por Arturo Soto, igual se justificó la falta de Manuel Canales, ‘Paty’ Palacios y Javier Garza Faz.

Los dos primeros declararon públicamente haber sido contagiados por el coronavirus –por el secretario General del Congreso–; hubo una tercera prueba sospechosa de la que nunca se dio resultado; ya sabrá de quién fue y cuál fue el diagnóstico.

Sólo la dama declaró en redes haberse sometido a una segunda prueba de la que resultó que ya el virus había salido de su cuerpo, pero igual pasará un periodo de observación y cuidados para evitar recaídas y prevenir eventuales contagios.

Además del caso aquél, donde intervino la Comisión de Asuntos Municipales, respecto de los regidores panistas, acusando a la alcaldesa panista de Reynosa, hubo otro desahogado por la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información, con el mismo origen y destino.

Los ediles azules fronterizos se duelen que la página oficial del Ayuntamiento no cumple con los mandatos legales en materia de transparencia y desde el cuarto trimestre del año pasado no ha actualizado la información pública de oficio a que está obligada.

Igual las fracciones encontradas señalaron y defendieron a la presidenta municipal, imponiéndose la mayoría a la hora de dictaminar.

Con este y aquel rasero, aunque no opera en el Poder Legislativo como en el Poder Judicial, el sistema de jurisprudencias, las pedradas le estarán llegando a muchos con los resolutivos que van camino de su aprobación en pleno.

Y no pasará mucho para que otros diputados puedan darse cuenta para hacer los reclamos correspondientes.

Reynosa no es el único ayuntamiento que en Tamaulipas está celebrando sesiones virtuales y si hablamos de la no actualización de las páginas de los ayuntamientos, será punto menos que general la falta, del cuarto trimestre del 19 y más allá, hasta llegar a los omisos de plano.

Y ciertamente, ése es un delito penalizado de manera puntual por la legislación vigente.

En materia de iniciativas, la jornada legislativa de ayer no fue extraña a la institucionalización del envió de exhortos a granel.

En propuestas de ley propiamente dichas, se recibió una del Ayuntamiento reynosense precisamente para reformar el Código Municipal y el diputado presidente Gerardo Peña Flores, presentó otra para fortalecer el acceso de las Organizaciones de la Sociedad Civil a los apoyos y estímulos del Estado en sus tareas altruistas a favor de los sectores más necesitados, amén de sancionar la discriminación.

La priista Yahleel Abdala Carmona leyó la reedición de una propuesta antes aprobada de y por los panistas, para llevar un registro de vehículos americanos, que no llegó a ejecutarse en la práctica por conflictos con la Federación.

En su caso, la neolaredense reduce el campo de acción de su iniciativa a la franja fronteriza ‘para dar seguridad a los automovilistas’, desoyendo las potestades del Gobierno central, sin detrimento de la necesidad que en efecto tienen los poseedores de estas unidades y su incapacidad para acceder a las de manufactura nacional.

Por ahí la afirmación de la promovente de que en la región hay 800 mil unidades ‘chocolate’ circulando. Igual queda sujeta a la verificación. Si hay casi un millón y medio de unidades nacionales y como 2.6 millones de ciudadanos mayores de edad, casi todo mundo tendrá unidad a su servicio.

¿Será?

El diputado morenista de Reynosa, Rigoberto Ramos Ordóñez, también presentó una iniciativa de reformas a la Ley de Salud del Estado, a fin de armonizarla con la federal y garantizar se haga efectivo el acuerdo para que la atención y medicamentos, de manera universal y gratuita, se preste a todos los ciudadanos que no se encuentren afiliados a otros sistemas de seguridad social.

El plazo para la armonización vence el 28 de este mes y no se había presentado promoción al respecto.

En asuntos generales las morenistas Edna Rivera y Leticia Sánchez Guillermo se acusaron mutuamente. Una de desinformar y la otra de no saber la realidad porque no camina con el pueblo, hablando de los excesivos cobros de servicios, que empezando con lo del agua, también atañe a lo de la luz y en grado superlativo.

En Palacio de Gobierno, el secretario General, César Verástegui, dijo que el tema de la abogada de los obreros matamorenses no atañe a Gobierno: “Es un caso de la Fiscalía General, que es autónoma”.

Ayer se sujetó a proceso a Susana ‘P’ por los delitos de amenazas contra servidores públicos, motín y coacción.