CIUDAD DE MÉXICO

Memo del Bosque es fundamental en la vida de Adal Ramones, así lo destacó el conductor al recordar, primero, el día que llegó a la capital del país y, luego, cuando el productor de televisión negoció para que lo liberaran tras sufrir un secuestro, hace 22 años.

Memo es muy importante para mí. Fue la primera persona con la que platiqué cuando llegué a la Ciudad de México, hace 31 años. Yo no traía dinero en ese momento y era el segundo o tercer día que llevaba aquí. Me dijo: ‘te invito una torta’”, recordó Adal en charla con la prensa.
Productor Memo del Bosque supera crisis de salud de 33 días

Yo le pregunté: ‘Y tú, ¿qué quieres hacer acá?’ Y me contestó: ‘quiero comerme al mundo’. Pero le dije que primero empezara a comerse la torta y luego veíamos lo demás. A partir de ahí nació una gran amistad”, comentó el conductor y comediante.
El presentador del programa de televisión La academia, compartió que fue Memo del Bosque quien negoció con sus captores para que lo dejaran en libertad, en 1998, cuando gozaba las mieles del éxito al frente de Otro rollo.

Él tuvo que negociar el secuestro, apoyado de toda la gente de inteligencia. Tuvo la labor tan fuerte y desgastante de hacerlo. Me escribió una carta hermosísima en la que decía que no se iba a perdonar nunca si regresaba sin un dedo o una oreja”, externó Ramones.
A más de dos décadas de lo sucedido, Adal Ramones da gracias a Dios y a Memo del Bosque por estar bien y en casa. “Él sabe todo lo que lo quiero”, resaltó el también actor, que hoy celebra la mejoría de salud del productor, quien lucha contra el cáncer de huesos y linfoma de Hodgkin, que padece desde hace tres años.

Memo estuvo en aislamiento en su casa. Es una persona muy disciplinada porque hizo todas las cosas al pie de la letra y por eso lo estamos viendo tan recuperado. Obviamente, sus hijos y su esposa le han dado mucha motivación. Es un momento para darle gracias a Dios”, concluyó.

Deja un comentario