Londres.- El presidente ejecutivo de la farmacéutica de AstraZeneca Pascal Soriot dijo que las dosis de refuerzos pueden ser innecesarias para todos en Gran Bretaña y apresurarse al lanzamiento de terceras dosis sería saturar el Servicio Nacional de Salud.

“Necesitamos el peso de la evidencia clínica recopilada del uso en el mundo real antes de que podamos tomar una decisión informada sobre una tercera dosis”, escribió Soriot en el periódico.

Además piensa que movilizar el Servicio Nacional de Salud para un programa de impulso no es necesario, solo agregaría más carga durante los meses de invierno.

Deja un comentario