Por Fernando Acuña Piñeiro

 

La vara que el alcalde Oseguera está poniendo a nivel interno, para el 2021, es demasiado alta. No hay quien le pueda competir. El presidente municipal de la urbe turística y petrolera trae una aceptación ciudadana y un trabajo de desarrollo social sin precedentes. Con sensibilidad política y visión de consenso ha logrado unificar a los maderenses en torno a las mejores causas. Se corrobora una vez más la frase del científico Albert Einstein: “Es en la crisis donde nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. En Madero, algo de ello está sucediendo.

Junto con el oleaje obradorista, en 2018, nacieron diversos cuadros políticos en México. De todos ellos, sólo algunos han brillado con luz propia y han mantenido sus principios, leales al proyecto de nación postulado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el caso específico de Tamaulipas, el alcalde de Ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernion, es considerado ya por organismos encuestadores de prestigio nacional e internacional (Mitofsky) como el mejor de los 346 alcaldes de Movimiento Regeneración Nacional en el país.

Todo un logro que sin duda envía una lectura interesante, primero en relación al inminente triunfo oseguerista en la elección municipal del 2021. Y posteriormente, hacia la legítima búsqueda de proyectos que buscan la grandeza de Tamaulipas.

Pero los logros osegueristas son de dimensión nacional. Actualmente Oseguera destaca entre los dos mejores presidentes municipales del país. Hablamos de una nueva generación de políticos jóvenes, con una visión social, integradora de la sociedad.

¿Cuales han sido algunos de los factores claves para que Oseguera esté catapultando hacia el éxito a Ciudad Madero, en plena pandemia? En primer lugar, una administración que le ha dicho adiós a los dispendios de anteriores gobiernos locales, y al mismo tiempo se ha negado a incrementar impuestos, arreglándoselas para optimizar los recursos en favor de los desayunadores escolares y la infraestructura educativa.

Un gesto digno de su liderazgo ciudadano, fue el hecho de que Oseguera donó su salario para beneficiar a 180 niños de escasos recursos económicos. Y puso en marcha el programa ‘Transporte escolar gratuito’.

Cuando muchos alcaldes del país y de la entidad han escurrido el bulto ante los estragos sociales del Covid-19, el alcalde Oseguera ha creado mecanismos de apoyos para las familias maderenses. Entre ellos destaca el Fondo Económico, creado con las aportaciones de los trabajadores del municipio para ayudar con recursos a las familias de los vendedores ambulantes, afectados en sus ingresos por la pandemia.

Otro de los logros donde Adrián se ha ganado el reconocimiento de los especialistas nacionales e internacionales, es en el tema turístico, pues ha logrado un posicionamiento sin precedentes de la playa Miramar.

Justo en este ámbito del todo promisorio para la economía tamaulipeca, Oseguera consiguió la distinción ‘Blue Flag’ y la certificación nivel III, bajo la norma NMX-120-SCFI-2016 expedida por la Semarnat.

Todos esos galardones colocan a la playa maderense como el mejor destino turístico del Golfo de México. Con una oferta hotelera y de cuidado ecológico, a la altura de las mejores del mundo.

No es fortuito que Adrián preside uno de los cinco ayuntamientos de todo México que han sido seleccionados por la Unión Europea por su trabajo y su compromiso a favor de la causa ambientalista.

Los factores anteriormente mencionados, constituyen algunos de los principales factores que sustentan ese primer lugar de Oseguera como el mejor alcalde morenista del país. Pero también destaca entre los dos primeros alcaldes de México a sólo 1.9 puntos porcentuales de un empate técnico en las cima de los mejores ayuntamientos del país.

La administración municipal del empresario tamaulipeco Adrián Oseguera dio inicio en el 2018, después de sortear toda una serie de obstáculos por parte de sus adversarios políticos. Remó contra la corriente para ganar de manera contundente a su adversario panista, por una proporción arrolladora de dos votos contra uno.

Un breve recuento del triunfo oseguerista y de su radiografía social, nos dice que el actual alcalde supo articular un poderoso movimiento ciudadano donde participaron las colonias más populosas y los diversos sindicatos. Amas de casa, estudiantes, jóvenes, clase trabajadora y empresarios.

Hoy, a dos años de su llegada al poder, Oseguera Kernion ha honrado como nadie sus principales banderas de campaña. Temas torales como el crecimiento económico y la dimensión de la política social, el desarrollo educativo y el fomento a las inversiones, le han cambiado el rostro a Ciudad Madero. Y han sido el motor del crecimiento político de su alcalde.