Cuadrante Político
Por Fernando Acuña Piñeiro

La voz  inconfundible  del alcalde tamaulipeco,  se dejó escuchar vía celular, y por fin  rompió el silencio. Con un estilo pragmático y directo,  el jefe político maderense Adrián Oseguera Kernión,  empieza a formular  conceptos, hasta ahora desconocidos. Planteamientos frescos, desapasionados,  sustentados en el pulso cotidiano de los acontecimientos:

—-En MORENA, si queremos  tener éxito, debemos de dejar de colgarnos de la imagen del Presidente de la república, asevera, sin titubeos.

De entrada, en  el tono de  sus conceptos, vertidos  desde la realidad  social y política del Tamaulipas territorial, se percibe la vocación y el talento del estadista, del operador nato, que  otea  prudentemente  el horizonte, y  se atreve a proponer, un proyecto  alternativo, firme y realista, para todos los  tamaulipecos.

Audaz, visionario, traza lo que él considera  el rumbo que deberá seguirse en el futuro inmediato:

—Necesitamos construir un proyecto ajeno a los  colores, y centrado en la capacidad de  generar un movimiento amplio, que unifique a todos los sectores, dice, y añade:

—Debemos de dejar de partidizar la política, hacer a un lado el interés personal y voltear  a ver a los ciudadanos. A ellos, lo que les interesa, es la solución de sus problemas concretos.  Y a eso debemos de abocarnos.

— Necesitamos un gobierno democrático, ágil, sensible, que no esté peleado con el centro. Se requiere  gestionar ante la federación,   la solución a los problemas más agobiantes: seguridad, salud gratuita, hospitales dignos, mejores vialidades, atacar la corrupción y mejores empleos.

Hace especial énfasis en el tema de la obra pública:

—Existe la necesidad, dice, de que la  obra pública sea  realizada en los  43 municipios  de Tamaulipas, y no solo en una de las ciudades.

Advierte:

Pero no va a ser peleándonos con nadie,  que lo vamos a lograr, sino construyendo una estructura  estatal sólida, pues hasta ahora MORENA  carece de ella. Ciertamente  el morenismo  está bien posicionado entre  la población, pero necesitamos más organización. En Madero, por ejemplo armamos en su momento un equipo ciudadano con más de cincuenta mil gentes, recuerda.

—Como observas  el 2021?, le pregunto. Y  responde  si titubeos:

—-En  el 2021, vamos a trabajar durísimo,  y todo va a depender  de que, nuestros candidatos, no solo sean  reconocidos  y avalados por el pueblo, sino que, sepamos  proponer  un proyecto alterno al actual grupo político en el poder.

—¿Cómo vislumbras  el futuro del morenismo  nacional?, le pregunto a Oseguera,  mientras  el teclado de la computadora, sigue repiqueteando, bajo la luz, dando forma  al díalogo que acabo de sostener, con  el que muchos consideran, el  personaje clave  en el futuro del morenismo tamaulipeco.

—Para junio de este año, asegura AOK, ya habrá un nuevo Presidente  nacional  de MORENA. Se decidirá  por encuesta abierta, y   Bertha, (Luján Uranga),  tiene muchas posibilidades de ganar.

—-¿Cómo te ves en el 2021…?

—-Mira, lo que te puedo decir es que vamos a seguir construyendo la esperanza de ciudad Madero, a pasos más acelerados. Y  por otra parte, debemos de acabar con el mito, ese que algunos  han divulgado: en MORENA, los estatutos no impiden la reelección de los alcaldes. Y desde ahora, te lo digo: Vamos  con todo.

En estos  términos fue la charla con el alcalde  maderense  Adrián Oseguera, mismo que, antes de   dar inicio a esta interesante conversación, me pidió:

—-Voy a darte mi opinión,  pero sin entrar en controversia con nadie, ni hacia adentro ni hacia  el exterior de MORENA. Soy un convencido de que, debemos asumir un espíritu incluyente, encaminado al bienestar  ciudadano, porque eso, al fin y al cabo, es lo que fortalece a las instituciones, concluye.