Irak solicitó la cooperación del Gobierno estadunidense para retirar sus tropas luego de que el Parlamento iraquí aprobó por mayoría de votos romper la alianza contra la milicia del Estado Islámico (EI) con Estados Unidos y la retirada de las fuerzas extrajeras del país.

El Primer ministro interino de Irak, Adel Abdul Mahdi, hizo este llamado en una reunión con el embajador estadunidense en Bagdad, Matthew Tueller, destacó la Deutsche Welle.

La reunión se produce después de que el domingo el Parlamento iraquí adoptó una resolución que pide a las tropas extranjeras, que se retiren de Irak, tras el asesinato del general Qassem Soleimani, comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica, el viernes en un ataque aéreo estadunidense en el Aeropuerto Internacional de Bagdad.

El Gobierno iraquí reaccionó airadamente y tildó la acción de Estados Unidos de una grave violación de la soberanía del país.

El ataque estadunidense con misiles también se cobró la vida de Abu Mahdi al-Muhandis, líder de las Fuerzas de Movilización Popular iraquíes, y de otros ocho acompañantes.

De acuerdo con la oficina del primer ministro, el mandatario habría señalado que la situación actual es peligrosa y que Irak está haciendo todo lo que está en sus manos para evitar que esto se convierta en una guerra abierta.

Deja un comentario