Ciudad de México. Las bandas protagonistas del apogeo del rock en español se enfocaron hace más de 30 años en abrir espacios y consolidar su música en una época donde no había tantas herramientas tecnológicas. Ahora, algunas de esas agrupaciones continúan la batalla, tocando donde sea, y, a pesar de las difíciles condiciones, no tiran la toalla, porque la razón de su existencia es seguir tocando.

Ante el raropanorama actual, los cambios sucedidos en la industria musical y la nueva forma de consumo de las audiencias, basada en la tecnología y plataformas digitales, las bandas tradicionales siguen tocando puertas, generan proyectos y buscan espacios, lo cual a veces consiguen con esfuerzo y, otras, sin tanta fortuna.

PUBLICIDAD

A continuación, La Jornada recuperó las voces de algunos de los protagonistas de esa época del impacto del Rock en tu Idioma, el rock nacional, en especial. Son músicos –vocalistas, compositores, guitarristas, cantautores y líderes de sus agrupaciones– que además realizan actividades alternas a su profesión, con la finalidad de adaptarse a los cambios en la industria, ingresar entre la múltiple oferta (de géneros y grupos) y permanecer en la escena musical y el arte, en general.

Para Ricardo Flores, Abulón, vocalista de Víctimas del Dr. Cerebro, el contraste entre épocas y generaciones se mide en la existencia de dos tipos de bandas: “las que basan su estrategia en números y redes sociales, con la finalidad de dar mayor peso a su proyecto –gracias a las reproducciones o vistas de su música y videos–, y las que creen que ser exitoso significa exigir mejores camerinos, horarios, condiciones, pagos y comodidad para tocar”.

Puntualizó: Por otro lado, hay bandas que tocan donde sea, en condiciones más difíciles y no se han retirado porque la razón de su existencia es tocar. El camino es lo más importante, no la meta.

Antes existía una particularidad generacional: la clara idea de tener identidad nacionalista; representar de alguna forma el entorno, el barrio, la región y al país. Incluso, prosiguió el intérprete, a pesar de que muchas bandas nacieron y se desarrollaron en una época donde el rock en español saltó de ser contracultural a una moda comercial.

Explicó: “Quizás las bandas actuales tienen en contra que el rock –en cualquiera de sus vertientes– es una opción más, por eso sólo algunos grupos nuevos han entendido que la manera de encontrar su camino no se basa en números y estadísticas de plataformas, sino que se trata de buscar que su proyecto tenga identidad, que se pueda presentar en vivo y proponer un punto de vista particular, único e individual alejándose del sonido o sonidos genéricos”.

No obstante, el cantante se mostró optimista: siempre prevalecerán los proyectos que tengan calle, que sean distintos y representen su individualidad; es decir, que tengan algo que decir. Incluso, que además de músicos sean muchas cosas más. Todo esto combinado dará vida a proyectos, más allá de las estadísticas y números de corporaciones que actualmente mantienen adoctrinados a muchos oyentes y sublimados a muchos músicos

Deja un comentario