Por Sánchez Mendoza

La propuesta de Edgardo Melhem Salinas, en su búsqueda como dirigente estatal priista, es reunificar a la familia revolucionaria, abriéndoles espacios a todos los grupos interesados en contribuir al rescate del membrete.

Hoy, el ríobravense rendirá protesta.

Y supongo que los grupos de interés (priistas) ya están de acuerdo en la repartición de carteras, pese a su rechazo a Mayra Ojeda Chávez, como secretaría general.

En la ceremonia estará Alejandro Moreno Cárdenas, ‘Alito’ (presidente del CEN), dejándose querer por la familia revolucionaria.

Y es recomendable que él pronuncie un fuerte discurso para reanimar, al menos, a los despojos priistas, en su búsqueda de recobrar los espacios perdidos (que son muchos).

Sobre todo ahora, cuando estamos en vísperas de entrar de lleno otra vez a un año electoral, y el tricolor apenas cuenta con tres diputados locales –uno, que atenta contra la economía popular al proponer el cobro por recaudar la basura–, seis alcaldes de 43, en el ámbito local; y una sola diputada federal de representación proporcional (de 11 legisladores que a Tamaulipas representan en la Cámara baja.

Por si fuera poco, el presupuesto asignado al tricolor (para el ejercicio fiscal 2020) es mínimo, requiriéndose el apoyo centralista del partido, para, al menos, sufragar los gastos operativos.

De otra forma el PRI seguirá hundido en la miseria, alimentando hasta su aniquilación.

Deja un comentario