Ramón Mendoza S.

 

El cambio en la administración pública de Victoria, el próximo primero de octubre de este año, ha obligado a, por lo menos, cien funcionarios de primer nivel entre directores y jefes de departamento presentar su renuncia de forma anticipada.

Cesar Saavedra Terán, secretario del Ayuntamiento local, dijo que, por civilidad política, allanarán el camino para que el nuevo equipo de trabajo del alcalde electo, Eduardo Abraham Gattás Báez, tome posesión de los principales cargos de la naciente administración municipal.

“Pues hablamos de unos 16 directores y al menos unos 65 departamentos, aunque pueden ser más los funcionarios locales que ya hemos presentado nuestra renuncia anticipada que como cortesía política así sea estilado cada que finaliza un gobierno municipal”, aseveró.

Saavedra Terán recalcó que es una regla no escrita que por costumbre acata la administración saliente.

“Es una costumbre, son letras no escritas, que aquellas personas que llegaron con los alcaldes en turno presentan su renuncia de manera voluntaria; Por lo general te lleva a pensar en las 15 direcciones, y a la mejor en las 60 y tantas jefaturas de departamento, a veces se hace extensiva a más cargos”.

Indico que regularmente la nómina de personal de confianza en el ayuntamiento local la componen unos 700 servidores públicos, algunos de ellos se quedan por que no amerita su baja inmediata per5o otros de primero y segundo nivel, si se tienen que ir.

“Es una cortesía que se da por parte de la administración saliente a la administración entrante, es una mera cortesía y que en la mayoría de los casos se cumple”.

El secretario del Ayuntamiento de Victoria detalló que esto depende de los arreglos que se vayan teniendo tanto de la comisión de entrega como las de recepción que se habrán de establecer».

“Es una educación que se le da a la administración entrante”, enfatizó.

Deja un comentario