Ciudad de México.- El programa social de microcréditos para el bienestar tuvo irregularidades en su primer año, ya que las metas fueron imprecisas, incumplimiento de objetivos y falta de capacitación a los emprendedores, informó la Auditoría Superior de la Federación.

La Auditoría informó que el programa benefició a más de 300 mil personas, eso indica que solamente el 22% cumplió el objetivo de población, quedándose lejos de los estimado.

El plan inicial era que este programa social beneficiará a casi dos millones de personas en la población fue la meta de la Secretaría de Economía, que tratará de tener más beneficiarios en los próximos años.

“De igual forma, la entidad fiscalizada no acreditó la información que posibilitara a este órgano fiscalizador verificar si con el programa se están atendiendo a los microempresarios que requieren recursos y no fueron atendidos por el sistema financiero nacional”, se puede leer en el documento.

Deja un comentario