Ramón Mendoza S.

Las comunidades rurales de Tamaulipas tienen que recobrar el brillo y la grandeza de antaño, hay que darle vida y esperanza al campo, que las parcelas vuelvan a producir, ese es el compromiso y créanme que yo nos los voy a dejar solos, no va a ser la última vez que nos vamos a ver.

El de la voz es Héctor Martín Garza González; ha atendido una invitación de las autoridades ejidales, de gente del campo victorense, tiene el micrófono en su mano en lo alto de una plataforma de concreto, bajo una techumbre en el ejido Congregación Caballeros.

Enfrente de él, un centenar de hombres y mujeres de la zona rural de Victoria que han acudido a este encuentro entre amigos, a este diálogo que de inmediato deja resultados, pues en su mensaje Héctor Garza pacta con ellos la solución al problema de un caído que les está provocando una fuga en el canal cercano a su comunidad y que será atendido lo antes posible.

Y al darse cuenta del afecto que todos le manifiestan, Héctor Garza hace volar sus recuerdos a aquellos años de su niñez y a añorar aquellos días cuando durante sus vacaciones escolares iba al rancho familiar, en el municipio de Mainero y disfrutaba de las aguas del río Pilón.

«Mi tía y mi mamá nacieron en el ejido Magueyes, ese es mi origen, de ahí venimos; así es que yo se eso de ir al aguaje, de cargar dos cubetas con agua en un varejón, cuenta ante el interés de todos los presentes que no pierden detalle a sus palabras».

Y Héctor Garza se en carrera, no oculta su entusiasmo: hay que devolverle al campo la esperanza, que ustedes vuelvan a sembrar y que la tierra les vuelva a dar frutos, que tenga la grandeza y el orgullo de antaño, dice.

Ahí acompañado por el Comisariado Ejidal, Magdaleno Macías García, por el Delegado Municipal, Martín Zúñiga, y por Santiago Tinajero López presidente de la Asociación Civil Promoción y Defensoría de los Derechos de los Campesinos en Tamaulipas, quien amablemente le realizó la invitación, Garza González menciona el nombre del presidente Andrés Manuel López Obrador el presidente más humano que hemos tenido, asegura y los hombres y mujeres que lo escuchan aplauden de inmediato.

Deja un comentario