¿Quién es quién?

255

Enlace político

Por Alejandro Govea Torres

 

El reto que lanzó el presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de los gobernadores que no se adhirieron al Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), hay que tomarlo muy en serio, puesto que a pesar de que el político tabasqueño ha dicho que no es rencoroso ni mucho menos la venganza es su fuerte, no se puede descartar la posibilidad de que el presupuesto federal de salud para Tamaulipas sea recortado y en el mejor de los casos retrasado para demostrar ¿quién es quién?, en la prestación de servicios médicos y hospitalarios.

Si bien es cierto que Tamaulipas, junto con Chihuahua, Coahuila y Michoacán, acordaron adherirse al programa IMSS Bienestar, no resulta descabellado pensar que la entrega de los recursos federales en materia de salud se podría dosificar para demostrar que es mejor la Federación.

No debemos olvidar que López Obrador ya envió la primera señal de que no le gustó que los gobernadores Martín Orozco Sandoval de Aguascalientes, Carlos Mendoza Davis de Baja California Sur, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo de Guanajuato, Enrique Alfaro Ramírez de Jalisco, Jaime Rodríguez Calderón de Nuevo León, Javier Corral Jurado de Chihuahua, Miguel Ángel Riquelme Solís de Coahuila, Silvano Aureoles Conejo de Michoacán y Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas, no se adhirieron al INSABI porque, según él, quieren seguir manejando el presupuesto de salud para beneficiar a los laboratorios que han especulado con el precio de las medicinas.

La lucha por el presupuesto de salud seguirá porque se ha convertido en una disputa política con miras a las elecciones federales del 2021, como el mismo presidente López Obrador lo reconoció al encabezar el diálogo con los pueblos indígenas Otomí y Chinampeco en el Centro Comunitario de Desarrollo en Tierra Blanca, Guanajuato, en donde aseveró que fue mejor que algunos gobernadores no se habían adherido al INSABI porque eso “significa competencia y vamos a ver quién es quién”.

Desafortunadamente, los paganos de esta disputa política han sido miles y miles de pacientes que no han sido atendidos en clínicas y hospitales del Sector Salud, puesto que los equipos médicos no sirven o por la falta de materiales de curación, como es el caso de gasas, torundas, catéteres, entre otros.

El caso más grave ha sido la falta de medicamentos, entre los que se encuentran niñas y niños con cáncer, cuyos padres han tenido que realizar protestas y bloqueos para que las autoridades de la Secretaría de Salud en forma aparente les hagan caso, luego de señalar que no hay escases de fármacos o que son maniobras políticas para desprestigiar a la 4ª Transformación.

Incluso, el propio presidente López Obrador aseveró en una de sus conferencias matutinas en Palacio Nacional, que los padres de familia de niñas y niños con cáncer eran manejados por los conservadores. Sin embargo poco después se demostró que efectivamente había escasez de medicamentos en clínicas y hospitales del Sector Salud a pesar de la compra consolidada que habían hecho para ahorrarse 7 mil 344 millones de pesos.

Los padres de familia de niñas y niños con cáncer esperan una disculpa pública del político tabasqueño, quien lanza acusaciones sin tener pruebas de sus afirmaciones, mientras tanto ayer eran atendidos en la Secretaría de Gobernación (SEGOB), que encabeza Olga Sánchez-Cordero Dávila.

Esta disputa política ha afectado la operación a varios centros hospitalarios de Tamaulipas, como es el caso del Hospital de Alta Especialidad y el Hospital General de Ciudad Victoria, entre otros, puesto que no hay materiales de curación y los equipos médicos siguen descompuestos porque no han sido reparados ante la falta de presupuesto federal y estatal.

Los familiares de los pacientes se han visto en la necesidad de comprar medicamentos, además de trasladar a sus enfermos a hospitales privados para que les realicen los estudios solicitados por los doctores porque no sirven los equipos médicos de clínicas y hospitales del Sector Salud.

En fin, se espera que el reto presidencial de ¿quién es quién? sea para resolver la crisis que hay en clínicas y hospitales para el beneficio y bienestar de la sociedad mexicana, y no sólo una descarada lucha política con miras a las elecciones federales del 2021.

Por último, el alcalde Xicoténcatl González Uresti acudió ayer a la Secretaría General de Gobierno, que encabeza el mantense César Verástegui Ostos, ante el creciente malestar que hay entre la sociedad victorense por la falta de agua potable en fraccionamientos, colonias y ejidos, además del evidente retraso de las obras hidráulicas que se realizan para resolver la escasez del vital liquido en la capital tamaulipeca.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario