Bogotá.- La capital de Colombia recobraba este sábado la normalidad luego de los “actos de vandalismo” registrados durante la noche del viernes, el toque de queda decretado por la alcaldía y el llamado “cacerolazo”, en protesta contra las políticas económicas y sociales implementadas por el gobierno del presidente Iván Duque.

La tarde del viernes se realizó la segunda jornada de paro nacional en la que participaron varios sectores de la población colombiana en un “cacerolazo” para expresar su rechazo contra el gobierno de Duque, pese a que miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios les lanzaban gases lacrimógenos para dispersarlos.

Tras la manifestación, en Bogotá, la capital el país, iniciaron una serie de “actos de vandalismo”, en especial en zonas del sur de la ciudad, pese al toque de queda que había decretado el alcalde Enrique Peñalos, para garantizar la seguridad de los colombianos.

Durante la noche del viernes, la ciudadanía comenzó a reportar a través de redes sociales, actos de vandalismo en las casas y unidades habitacionales a cargo de decenas de personas que, organizados en masa, intentaban saquear y dañar las unidades residenciales, reportó Caracol Radio.

A través de mensajes de WhatsApp, los habitantes se diferentes sectores de Bogotá comenzaron a advertir sobre “vándalos” que ingresaban a edificios y conjuntos habitacionales.

A través de esa misma red, los vecinos se organizaron formando “grupos de autodefensa” en condominios y edificios, armados con cuchillos, palos, extintores de fuego para evitar ser víctimas de saqueos, pese a que en la ciudad regía un toque de queda.

La prensa local reseñ que durante la noche los vecinos organizaron guardias ante el temor de actos vandálicos en sus domicilios, y publicó fotografías que muestran a civiles armados con palos haciendo guardia.

La violencia se apoderó de varios barrios del sur de Bogotá en los que “grupos de encapuchados” se enfrentaron a la policía y saquearon comercios, tras la protesta pacífica contra la política económica y social de Duque.

El alcalde Peñalosa denunció por su parte, a través de su cuenta de Twitter, que “ hay una campaña orquestada para crear terror”.

“Informo a los ciudadanos que hay una campaña orquestada para crear terror en residentes de departamentos en relación con el ingreso de vándalos a robar. De todas maneras estamos atentos y respondemos a cualquier llamado de emergencia!”, indicó el alcalde en su tuit que acompañó de un video.

Peñalosa hizo un llamado a la calma ante las constantes denuncias a través de redes sociales por el intento de ingreso de vándalos a conjuntos residenciales en Bogotá.

El alcalde indicó que ante la “ola de pánico” que se vivió en Bogotá, revisó junto a las autoridades los informes sobre estos hechos y , aseguró que “prácticamente en la totalidad de los casos no ha sido algo real”.

Reiteró su llamado a la calma para no caer en “la trampa de quienes quieren generar terror”.

Mientras este sábado, el servicio de transporte TransMilenio anunción que opera en todas sus rutas con nrmalidad, luego que reinició sus operaciones que suspendió por el toque de queda decretado en Bogotá.

Deja un comentario